Facundo Manes en la Feria del Libro (Dino Calvo)
Facundo Manes en la Feria del Libro (Dino Calvo)

A pocos meses de las elecciones que definirán el próximo presidente, el neurocientífico Facundo Manes instó a toda la dirigencia política a que evite gastar millones de pesos en la campaña electoral y pidió que "destine los fondos a saldar el hambre que padecen los argentinos".

En ese sentido, Manes aseguró que "es una inmoralidad que tres millones de personas pasen hambre", por lo que destacó que este tema tiene más importancia que la publicidad oficial y la campaña electoral.

Al respecto, resaltó que durante la campaña para las elecciones de 2017, la Cámara Nacional Electoral habilitó a los partidos políticos a gastar hasta $710 millones, un 75% más que en 2015, durante los 30 días de proselitismo.

En contraste, señaló que la campaña electoral en España empieza dos semanas antes, mientras que en Uruguay se puede hacer publicidad oficial veinte días antes del acto electoral.

En esa línea, Manes reclamó que se realicen campañas más cortas y austeras "con el objetivo de promover un cambio de prioridades destinado a atender requerimientos urgentes, como la malnutrición infantil -que puede manifestarse en forma de sobrepeso, anemia o anorexia, entre otros trastornos-".

Como consecuencia de esa realidad, y del drama de la pobreza, que afecta a más de la mitad de los niños en la Argentina, el neurocientífico instó a la clase política "a incluir la problemática del hambre entre los 10 puntos planteados en términos de políticas de Estado, entendiéndola como la más necesaria e impostergable".

Manes lo hizo a través de la plataforma Change.org y convocó a los ciudadanos a involucrarse en la lucha contra el hambre. "En un país en el que la población equivalente a toda la ciudad de Buenos Aires sufre el hambre, no debería existir nada más urgente que asegurar el abastecimiento de alimentos", destacó Manes.

Seguí leyendo: