El fiscal de Mercedes Juan Ignacio Bidone (Federico Zabalete)
El fiscal de Mercedes Juan Ignacio Bidone (Federico Zabalete)

El fiscal de Mercedes Juan Ignacio Bidone, que tuvo en sus manos la causa por el triple crimen de General Rodríguez, quedó hoy procesado como miembro de la asociación ilícita en el caso en donde se investiga al falso abogado Marcelo D'Alessio, junto a los delitos de extorsión, violación a la ley de inteligencia y abuso de autoridad. El juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla lo embargó además en la suma de 10 millones de pesos.

Sin disponer su prisión preventiva porque no hay peligros de fuga ni de entorpecimiento, Ramos Padilla destacó: "No puede dejar de observarse que el nombrado ha sido suspendido en el ejercicio de su cargo, por lo que aquellas herramientas de las que podría valerse en su rol de fiscal para entorpecer la continuidad de la investigación, se han neutralizado a partir de la rápida actuación de su superior inmediato y del Procurador General provincial".

"Por otro lado -añadió-, no puede dejar de atenderse que el fiscal imputado se ha puesto a derecho, ha concurrido cada vez que ha sido citado, ha entregado voluntariamente su aparato celular, ha participado de todos los actos por los que ha sido requerido y ha cumplido adecuadamente con las reglas de sujeción al proceso dispuestas por el tribunal".

El fiscal, suspendido en su cargo y en medio de un jury político, había intentado ser arrepentido en la investigación, pero el fiscal del caso Juan Pablo Curi no lo aceptó.

A Bidone se lo acusa de haber pedido dentro de la causa del triple crimen datos oficiales, luego de informes de inteligencia también digitados, sobre varios de los que después serían extorsionados. En la causa están presos el falso abogado Marcelo D'Alessio, los ex policías Ricardo Bogoliuk y Aníbal Degastaldi y el ex espía Rolando Barreiro. También están imputados otros abogados, espías y el fiscal Carlos Stornelli, quien pidió la recusación de Ramos Padilla y sostiene que el caso debe tramitarse en Comodoro Py 2002.

juez Ramos Padilla (Adrián Escandar)
juez Ramos Padilla (Adrián Escandar)

Este es el segundo procesamiento de Bidone por sus vínculos con D'Alessio. El juez Luis Rodríguez también lo vinculó a la tentativa de extorsión del empresario Gabriel Traficante, ocurrida en 2016, mucho antes que las hazañas del falso abogado quedaran expuestas en febrero pasado.

En la causa que tramita en Dolores donde se analiza una red de espionaje político judicial, Ramos Padilla proceso a Bidone por los delitos cometidos en contra de Alfredo Olmedo, Ricardo Colombi, Eduardo Tassano, Sergio   Flinta, Eduardo Alejandro Vischi, Mario Víctor Cifuentes, Pedro Etchebest, Giselle Robles, Dov Killinsky y Bernardo Marcelo Yungman.

"Se ha corroborado prima facie que, en connivencia con otros imputados –Marcelo D´Alessio y Rolando Barreiro-, el Fiscal de Mercedes llevó adelante actividades de investigación e inteligencia criminal en perjuicio de numerosos ciudadanos/objetivos de la organización investigada. En el marco de una relación que se fue construyendo entre este fiscal y agentes, ex agentes o presuntos agentes de inteligencia, de modo informal se intercambiaron información de inteligencia para llevar adelante investigaciones que incluso ni siquiera se encontraban a cargo del imputado, sino de una Jueza Federal de la Capital Federal, la Dra. (María) Servini", a cargo del triple crimen, señaló la resolución a la que accedió Infobae.

El falso abogado Marcelo D’Alessio
El falso abogado Marcelo D’Alessio

Para Ramos Padilla, "el Dr. Juan Ignacio Bidone se valió de 'espías' con quienes intercambiaba información para avanzar en supuestas líneas de investigación en torno al denominado 'Triple Crimen' –en el que ya no podía intervenir formalmente por haberse remitido por incompetencia a otra jurisdicción en febrero del año 2016-, al tiempo que utilizaba esas actuaciones –en legajos fiscales reservados- para reclamar información sensible sobre determinadas personas que por diferentes razones fueron objeto de distinto tipo de actividades ilícitas por parte de la organización".

Detalló también que "el fiscal efectuó aportes necesarios para que los demás miembros de la organización llevaran adelante distintos planes delictivos, mientras que a cambio recibía información para 'su pesquisa' y participaba de reuniones con importantes dirigentes políticos a los que la organización les ofrecía diversa clase de servicios".

"El sólo hecho de que los investigados por su presunta relación con el Triple Crimen hayan sido Alfredo Olmedo – diputado nacional y precandidato presidencial-, Ricardo Colombi – por ese entonces gobernador de la provincia de Corrientes- o la Dra. Giselle Robles –abogada en un caso de corrupción de trascendencia pública-, entre otros, da cuenta del conocimiento del fiscal Bidone de que con su accionar participaba de diferentes maniobras ilegales que nada tenían que ver con su actuación judicial sino que estaban orientadas a llevar adelante los planes delictivos de la organización ilícita investigada", afirmó el juez.

Y añadió: "Debemos sumarle el hecho de que la información obtenida de manera irregular le era entregada de manera secreta a quien Bidone consideraba un agente de la D.E.A. y vinculado a la A.F.I., lo que termina de confirmar el pleno conocimiento no sólo de su participación en la organización sino de los fines espurios que tenían cada una de las maniobras que realizó en perjuicio de las personas", sostuvo el juez.

Seguí leyendo