El senador nacional Miguel Pichetto (Foto: Charly Diaz Azcue / COMUNICACIÓN SENADO)
El senador nacional Miguel Pichetto (Foto: Charly Diaz Azcue / COMUNICACIÓN SENADO)

La renovación de autoridades del Consejo de la Magistratura, el órgano encargado, entre otras cuestiones, de la selección y remoción de los jueces, estuvo atravesada en los últimos días por negociaciones a contrarreloj en el caso de los representantes del Senado y de Diputados.

A los chispazos internos en Cambiemos, que volvieron a tener como protagonista a Elisa Carrió, se sumó la discusión en el PJ, que navega por aguas revueltas en la Cámara alta. La renovación en el Consejo trajo una novedad en ese sentido: Miguel Ángel Pichetto tendrá una de las sillas del organismo por el Senado, según confiaron esta mañana fuentes parlamentarias y del consejo. El senador, enfrentado a Cristina Kirchner, ya había sido miembro hace más de 10 años.

Los otros dos lugares correspondientes al Senado serán ocupados desde la semana que viene por Ada Rosa Del Valle Itúrrez de Cappellini, del Frente Cívico por Santiago del Estero -responde a Gerardo Zamora-, y por la riojana Olga Inés Brizuela y Doria, de Cambiemos. Ángel Rozas, del oficialismo, Mario Pais y Rodolfo Urtubey, del PJ, son los tres senadores salientes.

La incorporación de Pichetto podría tener consecuencias directas en el bloque que lidera por la salida de Pais, que aspiraba a renovar su mandato. Junto a Guillermo Snopek fueron elegidos como suplentes. Se multiplicaban los corrillos este mediodía en el Senado por las internas del PJ.

En el caso de los representantes de Diputados, las negociaciones tuvieron a Carrió en el centro de la escena.

Hace quince días, la líder de la Coalición Cívica le envió una carta a Emilio Monzó en la que volvió a cargar contra Daniel Angelici, uno de sus blancos predilectos dentro de la coalición de gobierno.

En tres párrafos, le escribió al presidente de la Cámara de Diputados que su bloque apoyaría la renovación del mandato de los diputados Mario Negri y Pablo Tonelli -que seguirán en el consejo por otro período-, pero aseguró que la Coalición Cívica no daría el aval al impulso del diputado Daniel Lipovetzky, "o cualquier otro legislador que tenga relación con el dirigente de fútbol y empresario de juegos de azar Daniel Angelici".

Según fuentes del organismo, el presidente de Boca Juniors hizo un fuerte lobby para colocar a algún diputado afín entre los suplentes, lugares que habían sido pedidos por la CC. En medio de la disputa entre "Lilita" y el ministro Germán Garavano. Ya hubo algunos chispazos, por caso, con Juan Bautista Mahiques, el representante del Gobierno en el Consejo de la Magistratura, y cercano a Angelici.

La reacción de Carrió surtió efecto. Pero la Coalición Cívica no pudo quedarse con los dos consejeros suplentes, como había pedido desde un primer momento. El PRO sí aceptó que el diputado Juan Manuel López, uno de los más íntimos de "Lilita", quedara como suplente de Tonelli. Pero la UCR no quiso ceder su lugar: el reemplazo de Negri quedó para el radical Martín Hernández.

Esta mañana aún había dudas sobre el tercer miembro por la Cámara baja, que le corresponde al bloque K. Definían la continuidad de Rodolfo Tailhade o la entrada de otro diputado. Sonaba Eduardo "Wado" de Pedro, que ya estuvo en ese lugar.

El nuevo Consejo de la Magistratura

Pichetto llegará al Consejo, que desde la semana que viene tendrá una renovada composición. Está integrado por 13 miembros: tres senadores, tres diputados, tres jueces, dos abogados, un representante del Poder Ejecutivo y otro del sector académico.

Los jueces que llegarán al Consejo son Ricardo Recondo –de la Cámara Civil y Comercial Federal-, Juan Manuel Culotta –federal de Tres de Febrero- y Alberto Lugones –de la Cámara Federal de San Martín. Se espera que los dos primeros sean aliados del gobierno. Vienen de listas –Bordó y Compromiso Judicial- cuyos consejeros salientes acompañaron en el Consejo las decisiones que más importaron al macrismo.

Recondo es radical –fue funcionario del gobierno de Raúl Alfonsín- y tiene diálogo con el presidente Macri. Por su parte, Culotta fue juez electoral de la provincia de Buenos Aires de la mano del gobierno y fue al mismo colegio que el Presidente de la Nación, el Cardenal Newman. Lugones es de la lista Celeste, la más crítica con el macrismo y que actuó en sintonía con el kirchnerismo.

Del lado de los abogados llegan al Consejo Juan Pablo Más Vélez y Marina Sanchez Herrero. Los dos integrarán el bloque del macrismo y sus candidaturas fueron apoyadas por el PRO, la UCR y Angelici. Más Vélez llevó como segundo en la lista al legislador del PRO Diego Marias.

Por su parte, el representante de los académicos será Diego Molea -cercano al presidente de Boca- que se descuenta que será un aliado del gobierno -hace unos meses visitó a José Torello en su despacho de Casa Rosada-, y el hombre del Poder Ejecutivo seguirá siendo Mahiques.

El Consejo se encarga de la selección y la acusación de los jueces nacionales. Para avanzar en esos temas se requiere una mayoría especial de nueve votos sobre los 13 consejeros. Con el esquema que funcionará la semana que viene el macrismo tendrá ocho voluntades. Queda a un paso de la mayoría absoluta y se aseguró que nada se aprobará sin su voluntad.