Los taxistas protestaron contra Uber en la puerta de la Legislatura (Nicolás Aboaf)
Los taxistas protestaron contra Uber en la puerta de la Legislatura (Nicolás Aboaf)

Con una importante manifestación de taxistas en la puerta de la Legislatura y trabajadores identificados con chalecos negros y amarillos observando la sesión dentro del recinto, el parlamento porteño aprobó la reforma del Código de Tránsito y el Régimen de Faltas que aumenta las penas contra los transportes de pasajeros que funcionen en forma irregular, como el caso de la aplicación UBER. También promueve mayores sanciones contra los micros escolares que trasladen manifestantes sin la habilitación correspondiente.

El proyecto de la diputada oficialista Cristina García (Vamos Juntos) fue aprobado con 37 votos positivos, 11 negativos y 9 abstenciones. Contó con el apoyo de Vamos Juntos, el Bloque Peronista y el GEN. El kirchnerismo, que había firmado el dictamen de comisión, cambió su postura y terminó por abstenerse. "Expresamos nuestro rechazo a UBER pero entendemos que no se puede cortar el hilo por lo más delgado penalizando a los trabajadores", explicó a Infobae el legislador Leandro Santoro.

La ciudad de Buenos Aires mantiene una larga pelea con la aplicación de transporte a la que acusa de "competencia desleal". De hecho, a través de una medida cautelar el Ejecutivo liderado por Horacio Rodríguez Larreta logró que se bloquearan las tarjetas de crédito utilizadas para pagar el servicio. Los usuarios tuvieron que recurrir a los pagos en efectivo pero el uso de UBER continuó en aumento.

El kirchnerismo finalmente votó en contra (Foto: Legislatura)
El kirchnerismo finalmente votó en contra (Foto: Legislatura)

Es por eso que el oficialismo decidió impulsar una reforma que, según la propia legisladora García, va a "generar más herramientas para mejorar la seguridad vial".

La nueva ley permitirá la retención de las licencias de conducir cuando se brinde un servicio "sin habilitación". Por otro lado, se fijaron importantes multas (10 mil unidades fijas, unos $200 mil) e inhabilitaciones (cinco días) para el "titular o responsable de un vehículo que transporte pasajeros y que lo explote sin la autorización y/o habilitación para prestar el servicio establecida por la normativa vigente". Y debido a la "gravedad de esta conducta", la falta de habilitación se incluirá entre las sanciones que descuentan puntos (10) en el Sistema de Evaluación Permanente de Conductores.

Durante el debate, García expresó que con esta ley "se busca ser más efectivo en los controles y para esto permite a los agentes retener las licencias de conducir". Y agregó: "Las sanciones ya existen, tanto para un taxi trucho como para un remís trucho. Ahora se incorpora este tipo de servicios (UBER)".

El jefe de la bancada kirchnerista, Carlos Tomada, argumentó que "para combatir la 'uberización' de la economía" hay que ir "contra las empresas de plataforma en lugar de alentar las persecuciones entre trabajadores" . Calificó el proyecto como una "trampa política".

Aumentarán las penalizaciones a los conductores de micros que trasladen personas sin autorización (Adrián Escandar)
Aumentarán las penalizaciones a los conductores de micros que trasladen personas sin autorización (Adrián Escandar)

Por su parte, Marcelo Guouman (Evolución), quien presentó un proyecto propio para regular UBER, señaló que la ley "busca convertir en ilegal un recurso de la economía colaborativa". También dijo que el oficialismo cree que "prohibir puede frenar una revolución tecnológica", fue silbado y abucheado por los taxistas presentes.

"En la medida en que UBER no se encuadre en el marco legal, nos vemos obligados a agravar las sanciones. Estamos abiertos a conversar siempre que haya voluntad de estar dentro de la ley. Otras empresas entendieron que ese es el camino", dijo a Infobae el legislador oficialista Francisco Quintana.

Otros de los puntos de la reforma señala que cuando el conductor o el vehículo no tuvieran habilitación para el transporte que estén realizando –como los micros escolares cuando trasladan manifestantes o piqueteros– podrían recibir duras penas y hasta perder la licencia. "Esta medida apunta fundamentalmente a desalentar su uso en marchas y piquetes", explicó Quintana.

En cuanto a las motos, se retendrá el vehículo y la licencia por circular en contramano o por la vereda, al igual que si se lleva un acompañante alcoholizado o menor de 16 años. A su vez, se agravan las sanciones (retención) para los vehículos de transporte de pasajeros que circulen por la metrovía, con alcohol en sangre o a más de 20 kilómetros por encima del límite permitido.

También se agrega una nueva figura para casos de obstrucción de vía, lo que permite prever sanciones más severas para aquellos que estorben la libre circulación.

Tras la votación, los taxistas festejaron a los gritos. "Olé, Olé, Olá, ohh, soy tachero, es un sentimiento, no puedo parar", cantaron mientras se retiraban del recinto.

Seguí leyendo: