El ex titular de la Unidad de Información Financiera, José Sbatella
El ex titular de la Unidad de Información Financiera, José Sbatella

La Cámara de Casación Federal resolvió rechazar un recurso presentado por la fiscal Paloma Ochoa en la causa que imputa a José Sbatella por el delito de violación de secretos en su carácter de presidente de la Unidad de Información Financiera (UIF) durante el kirchnerismo.

La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, integrada por los jueces Mariano Borinsky y Gustavo Hornos, desestimó el recurso de la fiscalía contra la admisión de prueba del testimonio de un testigo. Juan Carlos Gemignani no resolvió al encontrarse de licencia.

En su momento, la fiscal Ochoa se había quejado de que el Juzgado Nacional Criminal y Correccional Federal Nº 8 había dispuesto la declaración del secretario ejecutivo del Grupo de Acción Financiera de América del Sud contra el Lavado de Activo (GAFILAT), Marconi Melo, por pliego escrito; es decir, sin tener que presentarse a declarar ante el Tribunal.

De acuerdo a la fiscal, Melo no debía estar incluído entre los testigos habilitados para poder recibir ese tratamiento especial.

De esta manera, la fiscal Ochoa se topó con un nuevo revés judicial en la causa contra el ex titular de la UIF. A finales de 2016, había solicitado la nulidad de la totalidad de la causa, instancia rechazada en su momento por el juez Luis Rodríguez.

El ex funcionario se encuentra imputado por delitos supuestamente cometidos en 2010
El ex funcionario se encuentra imputado por delitos supuestamente cometidos en 2010

Sbatella se encuentra imputado por los delitos de abuso de autoridad y violación de secretos cometidos en contra del Grupo Clarín durante el año 2010.

El caso se originó cuando Sbatella informó en un comunicado a la prensa una denuncia hecha por la UIF contra las empresas de ese conglomerado, que supuestamente debía mantenerse en reserva y luego amplió esos datos en el programa televisivo 6,7,8 de la TV Pública.

"Las probanzas reunidas permiten sostener que la real intención del imputado era precisamente la aquí denunciada: perjudicar los intereses del "Grupo Clarín S.A.", sus sociedades controladas y sus directivos", sostuvo en 2016 el juez Rodríguez al procesar al ex funcionario.

En noviembre de 2017, la propia Cámara de Casación, integrada por Borinsky, Hornos y Gemignani declaró inadmisibles dos recursos interpuestos por la defensa del propio imputado y avaló la realización de un juicio oral contra el ex titular de la UIF.

SEGUÍ LEYENDO: