Mauricio Macri en Olivos junto a la cúpula de la UCR, en febrero
Mauricio Macri en Olivos junto a la cúpula de la UCR, en febrero

"Ratificamos nuestra pertenencia a Cambiemos como fuerza política llegada a transformar y garantizar el cambio para el progreso del país. Necesitamos salir de la agenda del ajuste y orientar la acción hacia el progreso y el desarrollo con inclusión".

Con un documento conciliador en el que renovó su alianza con el Gobierno, la cúpula de la Unión Cívica Radical (UCR), encabezada por su presidente, el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, se reunió esta tarde en un hotel céntrico para debatir la coyuntura política y económica del país y los últimos cortocircuitos entre los socios de la coalición, que tuvieron a Elisa Carrió en el centro de las discusiones.

"Los radicales no creemos en soluciones mágicas y no cedemos a la demagogia de las respuestas fáciles o de los señalamientos ligeros; aportamos y practicamos lo que entendemos puede contribuir con el gobierno y con la sociedad: responsabilidad, compromiso y vocación de transformación", subraya el radicalismo en el documento de dos páginas titulado "Responsabilidad, compromiso y transformación".

Más allá del acompañamiento a la gestión de Mauricio Macri y la comprensión por la situación de la economía, la UCR volvió a insistir en el texto en la generalización del pago del impuesto a las ganancias de los funcionarios y empleados de la Justicia, una idea desechada en las últimas horas por la Casa Rosada en el marco de la discusión del presupuesto 2019.

"El cambio no es un atributo de una coalición política, es una demanda social, y será posible en tanto la sociedad comprenda y acompañe las reformas que se llevan adelante. Contribuir a esa comprensión es más que multiplicar los argumentos, es también el ejercicio político por distribuir esfuerzos y beneficios con equidad. Cada medida que avanza en ese sentido, como la incorporación de los miembros del Poder Judicial al impuesto a las ganancias, es un paso en el sentido correcto, el de la recuperación de la confianza pública", explican.

"El verdadero cambio es esa transformación profunda que estamos transitando y al mismo tiempo trabajosa y esperanzada. Un país sin impunidad, un país con datos fiables y sin mentiras, un país de responsabilidades compartidas, un país que lucha contra sus lacras, un país que enfrenta sus desafíos económicos con sensibilidad social, un país con una infraestructura pensada para el desarrollo y la integración, un país que no renuncia a su protagonismo internacional, un país que aprovecha adecuadamente sus recursos naturales, un país con una agenda pública menos atada al pasado y que desafía más al futuro, un país donde el género de la persona no constituya una diferencia en el ejercicio de los derechos.
La Unión Cívica Radical siempre se ha valido de estos tres insumos: responsabilidad para gobernar, compromiso para representar y transformación para que la política no pierda su sentido", finaliza el radicalismo.