Claudio Belocopitt, empresario de la salud y accionista del grupo de medios América, consideró que el Gobierno avanzó en los últimos años en la lucha contra la corrupción, aunque advirtió: "​No creo que en todos los organismos del Estado haya bajado a cero".

En una entrevista concedida mientras participa del 54° Coloquio de IDEA en Mar del Plata, Belocopitt pidió "cuidar" el tradicional encuentro que reúne a los hombres de negocios en la ciudad balnearia. "Durante el kirchnerismo este lugar estaba vacío en contenido de empresarios importantes. Yo decía que encontrarlos durante el kirchnerismo era hacer la búsqueda del tesoro", sostuvo, y agregó: "Todas esas consecuencias y actitudes también generan un espacio para que los gobiernos puedan hacer cualquier cosa. Y bueno, acá están las consecuencias".

En esa línea, y al referirse a la causa de los cuadernos, originada por las anotaciones del chofer Oscar Centeno, Belocopitt hizo una autocrítica desde el lado de los empresarios. Al respecto, afirmó: "Está grabado y filmado en los archivos de la televisión que el empresariado no supo ocupar su rol. Que no planteó y no gritó las incongruencias en el momento que había que gritarlas. El arrepentimiento es una figura legal. Está muy claro que esto es como jugar a las escondidas: te dijeron piedra libre y tenés que salir. Esa es la cuestión".

"Estoy seguro que si no llegamos a fondo como sociedad, es decir que esto es un límite. Si nos justificamos o planteamos como la oposición que los cuadernos no son cuadernos o que las 'cometas' no son 'cometas' y no le damos la contundencia del tamaño del problema que esto tiene, para adelante el camino va a ser mucho peor que para atrás", continuó.

Por otro lado, se refirió a la posibilidad de avanzar con una reforma laboral, dejando atrás las diferencias surgidas con los sindicatos y buscando un esquema que beneficie a todas las partes. "Cuando uno quiere hacer cosas que van contra la mayoría de la gente, todas esas reformas no tienen sentido. Ahora, si buscamos una reforma para las épocas que se viven hoy en día en donde las cosas han cambiado y queremos seguir con convenios laborales que tienen condiciones para épocas y circunstancias que no son actuales se pierde competitividad, se pierde eficiencia y nuevos puestos y no termina beneficiando a nadie", explicó.

Y dio como ejemplo lo que ocurre con los enfermeras: "En ese sector tenés una jornada laboral que no podes extender, porque el convenio no te lo permite, pero las enfermeras trabajan dos turnos. Entonces es peor para ellas porque tienen que trabajar más horas, en dos lugares, no pueden trabajar en el mismo lugar y termina siendo una cuestión incómoda. Eso se puede reformar".

Y agregó: "Pensar que podemos hacer una reforma laboral que no pueda ser discutible con los trabajadores y que ellos entienden que tiene lógica y que es sustentable, no hay reforma que valga. No podemos hacer una reforma que echen por tierra derechos inteligentes. Pero seamos realistas, acá en el Coloquio se plantearon las condiciones que hay para filmar las películas en Argentina y la cantidad de gente que exige el sindicato. Consecuencia: se filman menos películas y se pierde mucho trabajo".

Finalmente, opinó sobre la situación económica. "No hay ninguna duda que fue un gobierno que nos generó expectativas y creo en la mayoría de sus funcionarios y los considero buena gente, y es un tema no menor. Pero la realidad es que si tenemos que evaluar la situación: altisíma tasa de inflación e interés y una situación económica vulnerable. Las cosas no están bien".

"Decirle al Gobierno que vamos por el camino correcto es poner la basura bajo la alfombra. Acá tenemos un problema y hay que ver como lo zanjamos, esta es la realidad. Hoy la cosa esta difícil y no ver esta realidad es estar ciego", cerró en la entrevista con Radio con Vos.