La recta final de la campaña 2017 había logrado lo impensable: que la ex presidenta Cristina Kirchner enfrentara por primera vez en años a un periodista independiente. En los estudios de Infobae, promediaba el mes de septiembre cuando la ex mandataria y entonces candidata a senadora respondía a las preguntas de Luis Novaresio. Entre ellas, hubo que, incluso, la dejó al borde del llanto y hasta tuvo que pedir un vaso de agua para reponerse.

Y es que además de romper el silencio que había caracterizado la primera parte de la campaña, era la primera vez que Kirchner se refería a la detención del ex secretario de Obras Públicas de su gobierno, José López, quien esta semana se convirtió en arrepentido en la causa de los cuadernos de las coimas K y que por entonces estaba preso por haber sido hallado frente a un convento con 9 millones de dólares en bolsos y una ametralladora.

"Fue una cosa muy fuerte, yo estaba en Calafate y cuando vinieron a contarme no alcanzaba a comprender la escena. Me parecía brutal. No entendía qué había pasado. Después tuve un gran enojo; luego me vino una cosa de tristeza, de angustia. ¿Y sabés en quién pensé más que en el proyecto político o en la imagen de nuestro Gobierno? Pensé en los miles de pibes que habíamos incorporado a la política y cómo se podían sentir con la escena", dijo entonces Cristina Kirchner y añadió: "Siempre quisiera saber cuándo, quién le entregó ese dinero. Me cuesta creer que todavía, frente a fajos de dinero termosellados, numerados, que se pueden identificar, todavía la Justicia no haya determinado quién se lo dio y cuándo se lo dio".

Paradójicamente, la entonces candidata -un mes después alcanzaría la banca por la minoría en el Senado tras caer derrotada ante el oficialista Esteban Bullrich- consideraba "imprescindible encontrar el hilo de quién y cuándo le dieron ese dinero": "Me resulta inaceptable que la Justicia y los peritos no lo hayan podido determinar; todos vimos las fotos, inmensas montañas de dinero, como la que apareció en Brasil. Ni siquiera hemos podido determinar de qué banco, un banco podría identificar perfectamente quién lo retiró y estaríamos encontrando el hilo que une a alguien que comete actos de corrupción y el corruptor", señaló antes de emitir la sentencia más dura que se le haya escuchado sobre el ex secretario de Obras Públicas, quien como arrepentido ahora la puso en la mira de la Justicia: "Lo odié en ese momento a López, como pocas cosas odié en la vida".

Cristina Kirchner en un acto cuando era presidente, secundada por su secretario de Obras Públicas José López
Cristina Kirchner en un acto cuando era presidente, secundada por su secretario de Obras Públicas José López

Ante la consulta sobre si conocía el accionar de López, la ex mandataria fue entonces elusiva: "Es muy difícil estar en la vida de los funcionarios", dijo y añadió:  "¿Podría Macri decir que sabe lo que hace cada funcionario? Eso es imposible, el que diga eso está mintiendo y el que diga esto se va a equivocar. Es imposible saber lo que hace cada funcionario. A punto tal de que cuando pasó esto, el impacto fue tanto que a mí me costó reaccionar, yo no podía creer lo que pasaba".