La dirigente del GEN Margarita Stolbizer presentará en las próximas horas un escrito ante la justicia para exigir la reapertura de la causa judicial de enriquecimiento ilícito de Cristina Kirchner a raíz de las declaraciones del ex juez Norberto Oyarbide quien admitió haber recibido presiones cuando sobreseyó a la ex presidenta.

No sólo esto. La ex legisladora de GEN, que fue una de las que inició las causas de enriquecimiento ilícito de los Kirchner, también pedirá ante el juzgado federal de Marcelo Martínez de Giorgi la "nulidad absoluta" de todo lo actuado por Oyarbide en la causa que se cerró de la ex presidenta por entender que ese caso "está viciado de irregularidades".

La presentación de Stolbizer se hará luego de que el ex juez Oyarbide dijera públicamente y ante el juez Claudio Bonadio que investiga el caso de corrupción de los cuadernos en la era K que fue presionado y lo "agarraron del cogote" en su investigación de enriquecimiento ilícito de la pareja presidencial.

"Hay elementos suficientes tras las declaraciones de Oyarbide para exigir no solo la apertura de la causa judicial de enriquecimiento de los Kirchner sino también la nulidad de todo lo actuado por ese juez", expresó Stolbizer a Infobae.

De esta manera, la ex diputada del GEN recordó que en el 2008 fue el año en que se observó el mayor incremento patrimonial de los Kirchner ya que pasaron de 18 a 46 millones de pesos según constaba en las declaraciones juradas. Este aumento patrimonial se incrementó luego con la compra de inmuebles en el 2009. La causa fue clausurada por Oyarbide más tarde en medio de severas irregularidades y con un dictamen polémico de los peritos de la Corte Suprema.

Para Stolbizer, las declaraciones de ahora de Oyarbide dejan en claro que "hubo una reconocida presión para que cerrara la causa" y ello sustancia la idea de una "extorsión manifiesta". Por todo ello pedirá reabrir una investigación y la nulidad del caso llevado adelante por Oyarbide.

Oyarbide prestó declaración indagatoria este miércoles ante el juez federal Claudio Bonadio en el marco de la causa en la que se investigan los hechos registrados en los cuadernos de Oscar Centeno, ex chofer de Roberto Baratta. Luego en declaraciones ante los medios de prensa, Oyarbide admitió que recibió presiones. Es más, este jueves volvió a los tribunales para buscar algún tipo de acuerdo.

(NA)
(NA)

Tras estas afirmaciones la UIF, que dirige Mariano Federici, también solicitó la reapertura de la causa por enriquecimiento ilícito contra el matrimonio Kirchner invocando el instituto de "cosa juzgada írrita", es decir, que la sentencia que los benefició se obtuvo de manera fraudulenta. Además la UIF pidió ser tenido por parte querellante.

La causa contra el matrimonio Kirchner se inició en julio de 2009 por una denuncia de Enrique Piragini de la ONG "A.R.I.E.L. somos todos" a raíz de notas periodísticas que daban cuenta del importante incremento patrimonial de la ex pareja presidencial entre 2008 y 2009. Tras una pericia contable que fue cuestionada, en sólo cinco meses, el entonces juez Oyarbide sobreseyó a Néstor y Cristina Kirchner sin producir una sola prueba adicional.

El estudio realizado por los peritos se hizo en tiempo récord y se basó en un sólo punto de pericia. Los profesionales contables sólo tuvieron la posibilidad de examinar algunas fotocopias y una carpeta con un estudio hecho por Víctor Manzanares, el histórico contador de los Kirchner, hoy procesado y detenido en la causa Los Sauces. En ese expediente Manzanares está acusado de ser el organizador de una asociación ilícita que integraba junto con Cristina Kirchner.