José López, ante la Justicia
José López, ante la Justicia

El Tribunal Oral Federal 1 (TOF 1) decidió aceptar como querellante a la Unidad de Información Financiera (UIF) en el juicio en el que el ex secretario de Obras Publicas del kirchnerismo José López es acusado por el delito de enriquecimiento ilícito.

El TOF 1 integrado por los jueces Adrián Grünberg, Ricardo Basílico y José Antonio Michilini se remitió a lo "ya decidido por la Sala II de la Cámara de Casación Federal", que le había permitido a la UIF ser querellante en el juicio, algo a lo que en el inicio del debate se había opuesto la defensa de López, detenido desde junio de 2016, cuando fue descubierto arrojando bolsos repletos de dólares sobre las rejas de un convento.

Si bien el juicio comenzó hace algo más de un mes, aún se están resolviendo las llamadas "cuestiones preliminares", que son los planteos hechos por las partes antes de que comiencen las indagatorias y las declaraciones de los testigos.

La UIF, organismo antilavado que depende del Poder Ejecutivo, había pedido ser querellante porque una de las hipótesis delictuales que se le achacan a López es la de lavado de dinero, un delito que prevé una pena de tres a diez años de prisión y multa determinada según la suma que se compruebe que se blanqueó.

El ex funcionario kirchnerista
El ex funcionario kirchnerista
La monja Inés Aparicio
La monja Inés Aparicio

Tanto López como su mujer María Amalia Díaz están acusados en el juicio: él, como autor del delito de enriquecimiento ilícito, y ella, como testaferro. Para la Justicia ella contribuyó a encubrir la fortuna del ex funcionario, al igual que el resto de los acusados: el contador Andrés Galera, los empresarios Eduardo Gutiérrez, Carlos Gianni y Marcos Marconi. También está entre los juzgados la monja Cecilia Aparicio, acusada de encubrimiento porque ayudó a López a esconder el dinero en el convento de General Rodríguez.

SEGUÍ LEYENDO:

Fotos: Julieta Ferrario