Hace menos de dos meses, Hebe de Bonafini colgó en una de las rejas de la Plaza de Mayo el muñeco de un gorila bautizado "machirulo", poniéndose del lado de Cristina Kirchner en un cruce que por esos días la ex mandataria tuvo con Mauricio Macri.

El Presidente le había pedido al peronismo que no se dejara guiar por "las locuras de Cristina Fernández" y la ex mandataria replicó que esas palabras eran "típicas de machirulo".

Ahora, en una nueva marcha de los jueves, Bonafini reflotó el muñeco del gorila, aunque esta vez lo metió dentro de una jaula a la que bautizó como "FMI". "Todo este tiempo lo tuvimos ahí, no le dimos de comer ni nada. La jaula es el Fondo, las cadenas son el Fondo", dijo, risueña, la titular de Madres de Plaza de Mayo.

El gorila “encadenado” por el FMI
El gorila “encadenado” por el FMI

Previo a su mensaje, le colocaron un micrófono al muñeco, mientras de fondo se escucha un discurso editado de Macri, como si el gorila estuviese hablando, para burlarse del Presidente. Bonafini dijo que era la manera de "demostrar el gorilismo y que el Fondo Monetario no vino solo, que lo llamaron ellos".

A continuación, cargó con insultos contra María Eugenia Vidal: "Sigue recorriendo los barrios y acariciando niños, aunque después se lave las manos con alcohol. Es una gran hija de mil puta. Hay que tener mucho cuidado con ella".

Sobre el cierre de su discurso, volvió a apuntar contra el jefe de Estado."Nosotros lo tenemos al gorila enjaulado. Ojalá alguna vez veamos a ese gorila que está en la Casa de Gobierno en una jaula mucho más dura que esta".

A fines de mayo habían colgado el mismo muñeco en una reja de Plaza de Mayo
A fines de mayo habían colgado el mismo muñeco en una reja de Plaza de Mayo

Fotos: Lihue Althabe