La madre de Facundo Ferreira, el nene de 11 años asesinado por dos policías la semana pasada en Tucumán, a través de su abogado, Emilio Guagnini, pidió que la investigación incorpore los videos de la cámara de la empresa Refinor, que habría tomado el momento del desenlace fatal. Este material, sumado al proporcionado por la fuerza de seguridad y informe que tendrá en su poder la fiscal del caso, Adriana Giannoni, servirá para determinar la distancia en la que se realizó el disparo.

Romina Ferreira, que ayer se reunión con Gianonni, aseguró que la muerte de su hijo Facundo es un nuevo caso de "gatillo fácil" y que fue "ejecutado" a menos de 50 centímetros.

Según consigna el diario La Gaceta, un estudio forense de los tejidos de la zona donde ingresó la bala podría aclarar cuál fue la distancia desde la que le dispararon. De acuerdo con la autopsia, la ausencia de ahumamiento en ese sector indicaría que el disparo fue detonado a más de 50 centímetros.

"La autopsia es importante sobre todo para precisar la distancia del disparo que le dio la muerte a Facundo", explicó el representante legal de la familia, y amplió: "Queremos ver ese informe porque va a describir las causas de la muerte. Es muy importante porque Facundo también tenía tiros de balas de goma en la espalda".

Además, y por otro lado, el letrado se refirió a la  ausencia de restos de pólvora en las manso de Facundo. Así, indicó que "hubo una persecución en la que hubo disparos, pero ellos no participaron. El test de parafina es solamente indicativo. Se está esperando el resultado sobre la ropa y la moto".

Según el descargo policial, cerca de la 1:30 de la madrugada del jueves pasado efectivos observaron que los jóvenes circulaban por la calle 24 de septiembre de la capital provincial en contramano y que comenzaron a disparar contra ellos. En el intercambio de disparos, Facundo recibió el tiro mientras que otro balazo rozó al chico de 14 años. "Habrían estado corriendo picadas cuando personal policial que estaba apostado en el Parque 9 de Julio los interceptó", explicó Francisco Picón, subjefe de la Policía de Tucumán. Del lugar secuestraron dos pistolas calibre 22.

SEGUÍ LEYENDO