El presidente Mauricio Macri dejó de lado las diferencias que lo distanciaron del papa Francisco en los últimos años y le envió un cálido mensaje al cumplirse cinco años desde que el Pontífice llegó al Vaticano.

En una carta firmada de puño y letra, el jefe de Estado aseguró: "A lo largo de estos años, se ha convertido indudablemente en un protagonista de nuestro tiempo, líder moral y espiritual inmensamente querido y admirado por millones de personas".

Desde que Cambiemos llegó al poder, han sido más los desencuentros entre la Casa Rosada y el Pontífice que los puntos de contacto. Francisco nunca le perdonó al mandatario su decisión como jefe de Gobierno de no apelar la sentencia que habilitó la unión civil entre Alex Freyre y José María Di Bello.

La grieta se agigantó cuando el gobierno porteño reglamentó el protocolo para los abortos no punibles. Y la relación se terminó de arruinar con las declaraciones rimbombantes anti-Papa del gurú PRO Jaime Durán Barba. 

Con esos antecedentes, la relación entre el actual Poder Ejecutivo y la cúpula de la Iglesia estuvo siempre signada por la tensión, y continuará latente este año tras la decisión de Mauricio Macri de habilitar el debate sobre el aborto en el Congreso.

La carta completa:

"Santo Padre,

Le hago llegar mis afectuosos saludos y mis sinceras felicitaciones al cumplirse el quinto aniversario de su papado.

A lo largo de estos años, se ha convertido indudablemente en un protagonista de nuestro tiempo, líder moral y espiritual inmensamente querido y admirado por millones de personas.

Quiero expresarle mi reconocimiento por la tarea que está llevando adelante y agradecerle por el legado que está dejando a toda la humanidad.

Lo saludo con afecto,

Mauricio Macri"

SEGUÍ LEYENDO: