“Bebote” Álvarez, detenido en Melchor Romero (Lihue Althabe)
“Bebote” Álvarez, detenido en Melchor Romero (Lihue Althabe)

Pablo "Bebote" Álvarez, ex líder de la barra brava de Independiente, ratificó ante el juez federal de Quilmes Luis Armella su denuncia por lavado de dinero y extorsión contra Hugo y Pablo Moyano, presidente y vice de la entidad de Avellaneda.

Infobae accedió al escrito completo de la declaración de Álvarez, quien se presentó como "comerciante" y dijo obtener sus ingresos de "pintadas en la calle" y de "restaurantes y un salón de fiestas". Según "Bebote", de eso vivía antes de que le "inventaran esta causa por ser opositor a Moyano". En su testimonio, Álvarez volvió a detallar lo que ya había declarado ante el juez Gabriel Vitale y lo que le narró a este medio en una entrevista publicada hace un mes y medio.

"Los Moyano y (Héctor) Maldonado (secretario general de Independiente) extorsionan para beneficio personal, tanto en Independiente como en el gremio y en Deportivo Camioneros", declaró. "Son capaces de matar a cualquiera, sé cómo se manejan", aseguró el barrabrava.

En su declaración, "Bebote" insistió en que volvió a la tribuna del "Rojo" tras una reunión con Carlos Montaña, vicepresidente del club, en la que le pidieron su regreso para, según su versión, desestabilizar al ex presidente Javier Cantero.

El barra justificó su descripción a partir de la buena relación que lo unió con Pablo Moyano durante el primer año y medio de gestión de la actual Comisión Directiva en Independiente.

Álvarez dijo que las prácticas de extorsión eran comunes: según sus dichos, los Moyano habrían extorsionado a Acindar "para sacarle una tonelada de hierro para terminar la Garganta, la Tribuna Norte Baja y Platea Bochini baja y los palcos". También acusó a la Constructora Aconra, vinculada a la familia Moyano, de sobrefacturar los gastos de obra.

Hugo y Pablo Moyano (NA)
Hugo y Pablo Moyano (NA)

En su declaración, Álvarez aseguró que la empresa Loma Negra también fue extorsionada por los Moyano para "conseguir el hormigón" en pos de finalizar las obras del estadio. También mencionó a Garbarino. "Pablo Moyano les sacó aires acondicionados y LED para la cancha", dijo.

Sobre las amenazas que, según subrayó, pesan en su contra, pidió el entrecruzamiento de llamadas para detectar los contactos entre Pablo Moyano y Damián Langaronne (mano derecha de Álvarez en la tribuna) y el "Polaco" Petrov, ex custodio de la familia Moyano y, posteriormente, más cercano a "Bebote". "Si me entero que vos vas a ayudar a tu amigo vas a terminar con él", asegura que decía uno de los mensajes que el vicepresidente de Independiente le habría mandado a Petrov.

"Bebote" volvió a denunciar la supuesta sobrefacturación en los micros que trasladaban a los barras y en la compra de futbolistas. Señaló que el 50% del dinero de los ómnibus se canalizaba a través de la empresa Martín Tur, con la que trabajaba Camioneros, y que los costos de los viajes eran superiores a los que contrataba directamente Álvarez. Para constatar sus dichos, pidió que la Justicia llame a declarar al micrero con el que él trató históricamente.

En cuanto a la adquisición de futbolistas "lesionados", según su declaración, con el fin de sobrefacturar los pases, entregó una lista de nombres propios que pasaron por los planteles profesionales del "Rojo".

Claudio Riaño, Germán Montoya, Gabriel Graciani, "Cebolla" Rodríguez, Emiliano Papa, Mauricio Victorino y Walter Erviti, entre otros, fueron "comprados lesionados y facturados por sanos", indica en su testimonio.

Además, ofreció un caso testigo en cuanto a los sobreprecios: indicó que el defensor Víctor Cuesta fue adquirido por Independiente en 2.500.000 pesos y que en la contabilidad del club figura que pagó 800.000 dólares.

"Bebote" remarcó que el "excedente" que supuestamente surgió de la venta de entradas y de la sobrefacturación fue derivado al fideicomiso creado por varias autoridades del club, incluidos los Moyano. Y que en la misma dirección figura "una cueva de dinero".