En enero de 2015, Alberto Nisman, antes de morir, había denunciado a Cristina Kirchner, a Héctor Timerman, a Luis D'Elía, a Fernando Esteche y a Andrés "Cuervo" Larroque de encubrir el atentado a la AMIA a través de la firma del Memorándum con Irán. El plan era "fabricar la inocencia" de los iraníes acusados por el atentado de 1994 y así obtener acuerdos comerciales que incluyeran el intercambio de granos y carne por energía.

En 2017, luego de que la causa corriera riesgo de cerrarse para siempre, los jueces de  la Cámara de Casación Penal Gustavo Hornos y Mariano Borinsky la reabrieron y le dieron un nuevo impulso, que llevó a que el fiscal Gerardo Pollicita —a cargo de la causa, junto con el juez Claudio Bonadio— pidieron la imputación de Julio De Vido, Oscar Parrilli, Carlos Zannini y Angelina Abbona.

Ahora, Bonadio pidió el procesamiento con prisión preventiva de Cristina Kirchner por traición a la Patria. Además pidió su inminente desafuero al Senado. La resolución fue dictada en la causa iniciada a raíz de la denuncia del fiscal fallecido Nisman por encubrimiento del atentado a la AMIA.

¿Cuál fue el rol de cada uno de estos personajes en el encubrimiento según la denuncia presentada por Nisman?

Cristina Kirchner

Para el ex fiscal de la causa AMIA, la ex presidente fue "la que decidió absolutamente todo". En su escrito afirmó que ella "le da la orden a Timerman de limpiar a Irán de este problema" y también fue quien "estableció que exista una diplomacia paralela para manejar estas cosas".

Nisman concluyó que Cristina Kirchner instruía a Larroque, quien a su vez hacía lo propio con D'Elía y Esteche, quienes se encargaban de entablar relación con Jorge Alejandro "Yussuf" Khalil, representante iraní en la Argentina, aunque sin cargo diplomático.

En una de las grabaciones que acompañan la denuncia, D'Elía le dice a Khalil: "Ellos están dispuestos a mandar a la gente de YPF con nosotros a hacer negocios allá. Está muy interesado en cambiar lo de aquellos por granos y carne. La reunión fue porque la pidió la Jefe, ¡eh!… Estamos al más alto nivel". 

Luis D'Elía

Fue definido como un "instrumentador" para encubrir a los iraníes. Según Nisman, actuó como "el interlocutor oculto de las autoridades gubernamentales argentinas y operó como transmisor y receptor de los mensajes clandestinos a la contraparte iraní, destinados a ejecutar el plan y remover los obstáculos que fue presentando el avance del encubrimiento".

También lo complica que aparece en las escuchas de la causa hablando con Alejandro "Yussuf" Khalil. El fallecido fiscal relató: "D´Elía iba a ver a un ministro para decirle: 'Yo ya arreglé con la gente iraní la primera reunión en Caracas'. Pero el ministro le decía que había que firmar el Memorándum. Del otro lado, en Irán decían que no lo iban a firmar hasta tanto no se cayeran las circulares rojas".

Carlos Zannini

Si bien no había sido originalmente denunciado por Nisman, luego de la reapertura de la causa, el fiscal Pollicita lo agregó a la investigación por "las constancias arrimadas al expediente".

El ex secretario de Legal y Técnica del kirchnerismo está siendo investigado porque los primeros imputados en la causa —entre ellos Luis D'Elía, Fernando Esteche y Jorge Khalil— lo nombran en las escuchas telefónicas que Nisman presentó en la causa.

Fernando Esteche

El líder de Quebracho quedó involucrado por su relación con D'Elía. Luego de que el piquetero lo contactara, Esteche, según Nisman,  habría acercado algunos enviados iraníes y hasta a Héctor Yrmia, ex fiscal designado para actuar en la causa AMIA.

Asimismo, es considerado uno de los principales colaboradores para la construcción de una "nueva hipótesis falsa". Y aparece en las grabaciones: "Quieren construir un nuevo enemigo de la AMIA. El nuevo responsable de AMIA, por ejemplo, es una necesidad que tienen que construirla, van a querer ir construyendo el consenso de esto… no van a poder decir que fueron los israelíes"