Acompañados de su profesor Martín Gorosito, los alumnos y las familias de la escuela rural 141 de Linton, en el departamento de San Martín, provincia de Santiago del Estero, eligieron diferentes expresiones artísticas para manifestarle su agradecimiento a un grupo de "toyoteros solidarios".

Es que estos fanáticos de la Hilux viajaron miles de kilómetros a través de la Argentina de manera desinteresada para llevar ayuda a ese lugar remoto, donde lo básico muchas veces hace falta.

Un gran baile lleno de risas fue uno de los momentos más disfrutados por todos, tanto los viajeros como los alumnos, familias y profesores, para expresar la alegría en el último momento de esta aventura llamada "La Misión".

Durante los dos meses que llevó la preparación del viaje, se dio una situación muy particular de planificación por un lado y de espera y agradecimiento por el otro. Todo eso confluyó en el momento del agradecimiento y despedida de la caravana.

Después del baile y la cena, un gran abrazo grupal fue el cierre de esta experiencia inolvidable para todos los que participaron. Al otro día, el grupo de toyoteros se preparó para el retorno a sus hogares.

Después de recomponer fuerzas después del exigente viaje y de volver a sus rutinas diarias y familias, el grupo de fanáticos de la Hilux probablemente comience a planificar la próxima travesía y un nuevo desafío para sus camionetas, a algún otro lugar remoto de la Argentina.