Rocio Ailin Kalenok @kalenokroailin

Los amplios espacios del avión
Los amplios espacios del avión

El B7B7 o “castillo volador”, como lo bautizaron sus creadores, es un avión Boeing 787 Dreamliner con las comodidades de un hotel cinco estrellas. Esta joya aérea pertenece a UAS International Trip Support, que a su vez forma parte del grupo chino HNA.

Al ingresar a este fastuoso espacio los viajeros se encuentran con una superficie de 223 metros cuadrados que supera la amplitud de las habitaciones de los hoteles más lujosos. Se los invita a cambiar los zapatos- por unas exclusivas pantuflas- mientras se abre a la vista un área circular. Una puerta los invita al amplio dormitorio con cama doble, enfrente un panel oculta un televisor de alta definición de 32¨; por supuesto no falta un vestidor que acompaña las cómodas dimensiones de la habitación.

La habitación privada
La habitación privada

El baño privado de esta habitación está decorado armónicamente con espejos y muebles de mármol. El tamaño no es una excepción, cuenta con dos lavados y una ducha sorprendentemente amplia para un avión.

En cuanto al salón principal está preparado para albergar 12 personas en dos mesas comedor, contando con lujosa vajilla de primera calidad. Este salón no solo cuenta con un baño exclusivo si no también con 18 asientos que se convierten en cama. Este sector se puede dividir, opcionalmente, a través de la cabina; suponiéndose ser utilizado para personal o trabajadores que acompañen a los ejecutivos que alquilen este avión.

El B7B7 puede albergar a 40 personas a un costo de 70.800 dólares por hora. Su autonomía es de 15.790 kilómetros por lo que puede volar hasta 17 horas sin detenerse.