En las últimas horas, se confirmó la firma del acuerdo entre El Azufre y Mountainworks para el diseño de lo que promete ser el mejor centro de esquí de Sudamérica. Con 40 años de experiencia como masters planners, Mountainworks se especializa en la evaluación, planificación, diseño y estrategia para proyectos de resorts de montaña y áreas de esquí en todo el mundo.

Con Vail Resorts como estandarte, los especialistas en planificación de estaciones invernales, han sido aporte fundamental en proyectos en Beaver Creek, Breckenridge, Blue Sky Basin en Vail Mountain entre muchos otros en América pero también, en Are-Suecia, en Hokkaido-Japón, en Songhua Lake Resorts-China, en Trysil-Noruega, en Kitzbuhel-Austria y una interminable lista de destinos de nieve en el planeta, a la que se
sumará pronto, El Azufre en Mendoza.

En la misma línea de pensamiento que propone reunir a un Dream Team de la nieve por primera vez en un centro de esquí argentino, se suma a la concreción de El Azufre la multipremiada Doppelmayr, responsable de la instalación de más de 15.000 remontes en 96 países de los cinco continentes. Los austríacos instalarán la telecabina más moderna de Sudamérica en El Azufre.

También será parte del equipo en Los Andes mendocinos, Sustentator, empresa líder en energías renovables que con una década en el mercado, se suma al proyecto para transformar a El Azufre en el primer centro de esquí 100% sustentable en el Continente. Un ítem excluyente para los creadores del centro de esquí que revolucionará la historia de los centros de ski en la cordillera más larga del planeta, sin dañar el entorno que la hace única.

Precisamente el entorno es el gran elemento que va a diferenciar a El Azufre por sobre otras estaciones en el Continente. El avance del calentamiento global ha movido la frontera de la nieve. Estudios del Credit Suisse estiman que para el 2035 (apenas en 15 años) solo un tercio de los centros de esquí suizos podrán prometer nieve hasta la base. Eso hace que la mayoría de los centros de esquí inaugurados hace 30, 50 años estén hoy en zonas comprometidas. Es necesario entonces diseñar nuevos estaciones, más altas y más profundas en la cordillera con el objetivo de atraer turismo internacional. El Azufre se encuentra en el Valle más al oeste de Mendoza (cercano al Paso Vergara), con una base a 2400 mts y cumbres de hasta 4000 sobre el nivel del mar, asegurando un desnivel óptimo y nieve seca de gran calidad durante al menos 5 meses del año. Las mediciones indican en promedio, 1,8 metros de nieve en la base entre junio y septiembre.

El sueño comienza a tomar forma. El trabajo intenso y silencioso se empieza a notar y en el mundo blanco ya se habla del nacimiento de una estación invernal sin precedentes. Lo dicho, cambia el paradigma de la nieve en Sudamérica. El Azufre, en lo profundo de Los Andes, está cada vez más cerca.