Por Rocío Vivas
Instagram: @rociovivas

Grandes marcas internacionales deciden apostar en nuestro país, en el último tiempo se vio a grandes casas de lujo volver a aterrizar y en su mayoría lo hacen en el barrio porteño de Recoleta.

Bally, establecida en 1851, desembarcó en Sudamérica a fines del siglo XIX cuando su fundador, Carl Franz Bally, a fines de la década de 1850 comenzó a exportar zapatos a nuestra región abriendo la primera tienda minorista en 1873 en Buenos Aires y en 1919 fundó la propia curtiembre aquí en Argentina.

Desde ese momento no había registro de Bally en nuestra tierra hasta este octubre de 2018 que abrió su tienda en el Patio Bullrich y para celebrarlo presentó una exposición de fotografías de archivo y pósters que ilustran un viaje cautivador de la marca a través de los años.

En la colección 2018 que puede verse en nuestro país hay calzados y accesorios para hombre y mujeres, incluida la icónica selección de zapatos y bolsos Janelle y las zapatillas retro inspiradas en el archivo de la marca.

En la inauguración se hicieron presentes representantes de la moda y el buen gusto. Pudimos hablar con el Diseñador de alta costura Gabriel Lage quien nos comentaba que es una marca que viene a complementar el talento argentino, donde esos accesorios de lujo se verían muy bien acompañando sus exclusivos diseños.

También nos encontramos y conversamos con representantes de la moda como Matilda Blanco, Fabian Medina Flores y Carolina Mergherian, quienes dieron un guiño positivo a la marca. Flavia Palmiero se reconoce fan y agrega que son accesorios ideales para combinar con distintos looks, que dan un toque especial y son perdurables en el tiempo. Julieta Spina, Andrea Bursten, Anamá Ferreira, Javier Iturrioz y Gino Bogani también acompañaron la presentación.