En lo que es un año agitado por el lanzamiento de su nueva generación de consolas Microsoft continúa trabajando con Xbox One, su consola estrella hasta el momento. Con la idea de mejorar la experiencia de los usuarios, la empresa lanzó esta nueva interfaz que apunta a mejorar los tiempos de carga, la visualización de los elementos para un acceso rápido y el agregado de aplicaciones.

La llegada de interfaz cambiará principalmente la pantalla de inicio, la cual ahora será más simplificada y dinámica. Esta fue probada por los participantes de Xbox Insider Program, por lo que el feedback con la comunidad de usuarios estuvo presente. Cabe destacar que este es el programa de prueba de actualizaciones y novedades para los usuarios de la plataforma.

Esta actualización dejará de contar con las pestañas superiores que ofrecía el sistema para llegar a Xbox Game Pass, Mixer o la comunidad. Ahora, para ser más rápido e intuitivo, ya que los iconos serán de un tamaño mucho más grande. Estos tendrán como prioridad de lugar los más utilizados por el usuario, para un acceso más sencillo. Además, bajo el apartado el jugador encontrará listadas enfocadas a los recursos más utilizados como puede ser la biblioteca.

Por otro lado, uno de los elementos destacados que traerá esta nueva actualización será la mejora en la gestión del espacio de almacenamiento, algo que incidirá directamente en lo que es la instalación de videojuegos desde Xbox Game Pass, servicio al que Microsoft quiere sacarle todo el provecho posible. Los títulos del servicio que vengan en formato de paquetes se podrán instalar por separado, algo que puede resultar muy útil para no malgastar lugar del rígido. Además, todo los títulos que ya se encuentren dentro de la consola podrán ser trasladados a un disco de almacenamiento externo y viceversa, para poder administrar mejor el espacio.

En cuanto a la interfaz en la que se desenvuelven los juegos y las aplicaciones, estas también sufrirán cambios. Ahora se añadirán listas de pruebas, de demos y de categorias con la idea de simplificar la sección y mejorar la experiencia de juego.

Uno de los puntos donde los usuarios de Xbox One hicieron más foco durante estos últimos años, la ubicación de las notificaciones en pantalla, también sufrirá cambios. Ahora tendrán la posibilidad de moverlas hasta en 6 posiciones diferentes, algo que sin dudas será festejado por muchos. Sin embargo, esto podría ser bloqueado en algunos juegos, siempre dependiendo de los desarrolladores de los mismos.

En el plano social y de comunicación, el chat ahora permitirá enviar imágenes y GIFs, que por el momento pueden enviarse solamente a través de la aplicación para celular o la de Windows 10. Mixer, por su lado, suma nuevas opciones, ya que ahora permitirá al usuario elegir que resolución se usará para sus emisiones en directo. Además, habrá una mejor interacción con los recortes y videos completos que se hayan publicado.

La nueva interfaz parece darle el último impulso a una consola que dejará el trono a fin de año, cuando Xbox Series X llegue al mercado. Sin embargo, es un aliciente para quienes no quieran dar el paso generacional, optando por quedarse, al menos, un tiempo más con Xbox One. Por el momento, los usuarios ya pueden descargar esta nueva interfaz para sumergirse en lo que al menos será una nueva experiencia, que promete más dinamismo e interacción.

MÁS EN INFOBAE GAMING