Si tienen una Xbox One (o PC), Xbox Game Pass es prácticamente algo que no debería pensarse demasiado. Con los precios que tienen los juegos en la actualidad -especialmente en consolas- la idea de una tarifa plana por cientos de horas de juego es una oferta difícil de rechazar. Xbox Game Pass ofrece un catálogo de más de cien juegos de toda clase: grandes producciones AAA, juegos de porte intermedio (AA) o producciones independientes como el maravilloso Untitled Goose Game.

Y si bien cien juegos suena maravilloso, no está nada mal tener una brújula para saber por dónde empezar, iniciando así con el pie derecho una recorrida por varios de los mejores juegos publicados al momento. Un par de reglas del sistema y de esta nota para tener en cuenta: ciertos juegos de Game Pass se retiran del catálogo para el ingreso de nuevas adquisiciones. Sucede cada tantos meses (Microsoft no especifica sobre qué basan estas decisiones) pero en los juegos que tengan esta característica, lo especificaremos para que los pongan un poco más arriba en sus prioridades.

En segundo lugar, esta nota está basada en el servicio de Xbox Game Pass de Xbox One. Su contraparte de PC suele coincidir en algunos de sus juegos pero lo cierto es que el catálogo no es el mismo. Por otro lado, no vamos a profundizar en nombres propios que obviamente deberían jugar si no lo hicieron hasta ahora. Sin repetir y sin soplar, estos juegos son: Ori and the Blind Forest, Wargroove, Thimbleweed Park, Gears 5, Forza Horizon 4, GTA V, The Witcher 3, PUBG, Doom, Halo 5, Prey y toda la serie de Wolfenstein. Por último, la lista no tiene ningún orden particular de importancia o jerarquía. Dicho esto, empecemos.

What Remains of Edith Finch

La obra de Giant Sparrow es un ejercicio narrativo en primera persona que utiliza todos los recursos propios del arte del videojuego para contarnos una historia que inevitablemente nos dejará con las pupilas húmedas en su conclusión, con una familia aparentemente maldita en su centro. Un juego humano, que nos sorprende a cada paso y nos da a entender que el videojuego tiene su propia fortaleza para marcar a fuego relatos inolvidables. Probablemente, de los pocos juegos que podemos considerar una obra maestra contemporánea. Este juego podría irse del catálogo, así que métanle pata (de todos modos, dura cuatro horas a lo sumo).

What Remains of Edith Finch

A Plague Tale: Innocence

Uno de los grandes juegos de 2019 también dice presente en Xbox Game Pass. Desarrollado por el estudio francés Asobo, A Plague Tale nos cuenta la historia de Amicia y Hugo de Rune, dos hermanos caídos en la orfandad en manos de la Inquisición. La historia es cruda, oscura, ambientada en tiempos de la peste negra, repleta de matices, giros y una jugabilidad basada en el sigilo y el vínculo de estos dos inseparables hermanos. Una producción independiente pero con pasta de juego AAA, puesto que no tiene absolutamente nada que envidiar a las grandes producciones de la industria. Si bien es uno de los juegos que podría irse del catálogo más adelante, recién ingresa al servicio, por lo que tiempo tienen de sobra.

A Plague Tale: Innocence

Halo: The Master Chief Collection

Este compendio de juegos de acción en primera persona es lo más parecido a asistir a un museo interactivo, ya que nos permite revivir todos los juegos de la serie Halo, que no sólo le dieron chapa a Microsoft como publisher sino que también revolucionaron los shooters en las consolas, ya que antes de Halo era imposible imaginarlos con una jugabilidad a la par del mouse y el teclado de las PCs. Todas las ediciones (Halo 1, 2, 3, 4, ODST y Reach) tienen un tratamiento HD de sus texturas y lo más importante es que podemos jugar el multiplayer de todos los juegos. Demencial. Disponible también en PC.

Halo: The Master Chief Collection

Rime

España pica en punta con el desarrollo de videojuegos y en parte lo hace gracias a Tequila Works, uno de sus representantes más reconocidos. Después de debutar con Deadlight y experimentar con diversos géneros, decidieron cambiar de dirección incursionando en una aventura contemplativa e íntima como lo es Rime. Muchas influencias podríamos marcar por acá: algo de Ico / Shadow of the Colossus; algunos pasajes de Journey, pizcas de Zelda. Pero más allá de alguna que otra similitud, Rime es un viaje de ida sumamente emotivo con un giro final que puede romper al más duro de los corazones. Superado el torniquete en la tráquea que nos propicia la conclusión del viaje, nos queda un juego inolvidable. Rime podría salir eventualmente del catálogo.

Rime

Hellblade: Senua’s Sacrifice

Cuenta la historia de una guerrera nórdica que debe llegar Helheim derrotando una serie de seres de otros mundos, con el objeto de rescatar el alma perdida de su amor, recientemente abatido. Pero en Hellblade nada es lo que parece: la historia indaga en los trastornos y padecimientos mentales, pues mucho de lo que transcurre en pantalla son una serie de metáforas y alegorías. Profundas, introspectivas, bajo el velo de un juego que alterna sus escenas entre segmentos de exploración sesuda y también de acción, como sólo Ninja Theory puede plasmar tanto en la pantalla como en nuestras manos. Hellblade es tan bueno que es uno de los juegos más premiados de la actualidad, al punto que hizo del estudio inglés una compra segura para Microsoft, por lo que ahora forma parte del gran paraguas que es Microsoft Games Studios.

Hellblade: Senua’s Sacrifice

Saga Metro

Nos permitimos hacer un poquito de trampa con este tres por uno. Metro es una franquicia mítica a estas alturas, desarrollada por los ucranianos 4A Games, basada en la obra literaria de Dmitri Glujovski. La historia gira alrededor de un desastre nuclear en Rusia, que obliga a los sobrevivientes a agolparse en distintos asentamientos desperdigados entre el complejo entramado de los subterráneos de Moscú. Con Artyom como protagonista principal, esta trilogía explora el destino de un grupo de supervivientes que deberán deshilvanar el misterio detrás de las explosiones nucleares, a veces exponiéndose a criaturas mutantes letales y la radiación del exterior. Ofrecen un acercamiento a la acción singular con toques de juego survival, terror y manejo de recursos. Técnicamente soberbios, aprovechen a jugarlos antes de que se vayan.

Saga Metro

Hollow Knight: Voidheart Edition

Nintendo Switch es una máquina de dar popularidad a juegos otrora ignotos y ningún caso ilustra mejor esta idea que Hollow Knight. Pasó desapercibido en su lanzamiento en PC, pero fue en la híbrida de Nintendo donde explotó y saltó a la popularidad. Desde ahí el crecimiento fue insospechado, con contenido adicional y su llegada a nuevas plataformas. En Xbox Game Pass podemos disfrutar entonces de Hollow Knight: Voidheart Edition, la edición definitiva de este Metroidvania complejísimo y difícil como la serie Souls, cuyo mayor aliciente es la exploración como también la idea de superar la adversidad de sus temibles pasajes y jefes finales. Una joyita del desarrollo independiente recién llegada al catálogo de Game Pass, que podría irse eventualmente. Si lo van a jugar, eso sí, ármense de valor y sobre todo, paciencia, pero estén listos para maravillarse.

Hollow Knight: Voidheart Edition

Devil May Cry 5

El hack and slash parece ser un género glorioso en tiempos de PlayStation 2 y su sucesora. En esta generación, este estilo de juego parece haber quedado relegado a un segundo lugar, pero Capcom viene a clavar el talón en el suelo bancando la parada de la acción frenética con Devil May Cry 5. Este juego supone un regreso a las raíces de la franquicia, que años atrás tomó caminos que sus fans más acérrimos no supieron valorar. El regreso del Dante clásico, nuevos personajes con diferentes habilidades, jefes finales alucinantes y abultados combos de decenas de golpes engalanan las pantallas de un juego que no da respiro y que es único en su clase. Uno de esos que deberían jugar ya.

Devil May Cry 5

The Outer Worlds

Durante estos últimos años, Microsoft estuvo de billetera suelta, comprando estudios de la talla de Ninja Theory y Double Fine, entre otros, o como es el caso que nos ocupa, Obsidian Entertainment. Hablamos de uno de los míticos de la industria, autores de joyas como Pillars of Eternity, Neverwinter Nights y uno de sus más recordados, Fallout New Vegas. The Outer Worlds es a todas luces, una continuación espiritual de lo que fue New Vegas, pero en un setting por completo distinto: en un futuro alternativo, en el espacio, donde las grandes corporaciones dominan y la conquista espacial es algo de todos los días. Rol en primera persona, grandes opciones de personalización y un guión inteligente y punzante son algunas de sus fortalezas, que lo convierten en un juego obligatorio.

The Outer Worlds

Monster Hunter World

Uno de los mejores juegos de la década pasada es sin dudas Monster Hunter World. Se trata de una serie otrora de nicho nipón en la que distintos guerreros creados por los jugadores debían dar caza a una serie de bestias fantásticas en escenarios abiertos. Su primer juego data de hace 16 años y esta entrega, siendo la última, presenta formidables avances en su filosofía de juego: la introducción de mecánicas como rastrear bestias, aprender sus patrones, gatitos compañeros de aventuras, el juego cooperativo, un mundo vivo y amplio para explorar. Es una mezcla de Pokémon, con Destiny, con el más complejo de los hack and slash. Aprovéchenlo a fondo, antes de que se vaya.

Monster Hunter World