A las 8:32 del 22 de febrero de 2012, el tren chapa 16 de la línea Sarmiento chocó contra el andén 2 de la estación de Once, suceso que ocasionó la muerte de 52 personas y que otras 789 resultaran heridas. Ocurría otra tragedia, como la del boliche Cromañón, en la que en diciembre de 2004 murieron 194 personas.

Esta mañana, los familiares de las víctimas homenajearon y recordaron a sus seres queridos en un emotivo encuentro. Como todos los años, rodeados de seres queridos, amigos y representantes de algunas organizaciones sociales, se congregaron en el andén 1 de la estación, ubicada en el barrio porteño de Once.

Es el primer aniversario tras el regreso del kirchnerismo al poder. Con los rostros de las víctimas, los presentes leyeron sus nombres y exigieron que se hiciera justicia en una causa que tuvo a 21 condenados, de los cuales sólo 9 permanecen en la cárcel; 7 cumplen la pena en sus domicilios y el resto goza de su libertad.

De las 20 personas que quedaron detenidas en octubre de 2018, quienes continúan presos son: Claudio Cirigliano, Ricardo Jaime, Juan Pablo Schiavi, Marcos Córdoba, Jorge Álvarez, y otros cuatro ex directivos de TBA (Víctor Astrella, Jorge De los Reyes, Carlos Pont Verges y Sergio Tempone). Todos están bajo el “Sistema de intervención para la reducción de índices de corruptibilidad” (IRIC) que es para detenidos con alto poder económico, que formen parte de bandas de crimen organizado o que están condenados por corrupción.

El condenado 21 de la tragedia de once es Julio De Vido. El ex ministro de Planificación Federal –de quien dependía el área de transporte– recibió el 10 de octubre de 2018 una pena de 5 años y 8 meses de prisión que le impuso el Tribunal Oral Federal 4 en el segundo juicio oral del caso. De Vido fue condenado por el delito de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública y no por el estrago.

(Gustavo Gavotti)

(Gustavo Gavotti)

(Gustavo Gavotti)

(Gustavo Gavotti)

(Gustavo Gavotti)

(Gustavo Gavotti)

De Vido nunca estuvo preso por la tragedia de Once. Llegó en libertad al juicio, ya que el ex funcionario fue detenido en octubre de 2017 y desde diciembre pasado está en prisión domiciliaria por otras causas.

Entre las irregularidades que la Justicia probó figuró que los subsidios que recibían las concesionarias -Grupo Cirigliano- no eran destinados al mantenimiento de las formaciones.

Fotos: Gustavo Gavotti

SEGUÍ LEYENDO: