El grupo de aficionados denominado Club de amigos del Ford se reunió en el Obelisco para exponer autos de época que fueron restaurados.

Los autos estuvieron expuestos durante la mañana y la tarde del miércoles feriado para que la gente pudiera verlos.

Los visitantes pudieron ver el interior de los autos y escuchar la explicación de los dueños sobre el origen y la historia de este tipo de vehículos.

Los fanáticos abrieron las puertas del enorme garage en el que guardan la mayoría de los autos antiguos.

Fotos: Gustavo Gavotti