SIS busca ser un laboratorio de ideas e innovación en salud.
SIS busca ser un laboratorio de ideas e innovación en salud.

La tecnología y la inteligencia artificial están revolucionando distintos
rubros con una velocidad sorprendente. Las ciencias de la salud no están
fuera de este cambio: laboratorios, farmacéuticos, pagadores, profesionales
de la salud, investigadores y académicos se enfrentan a nuevas
problemáticas y posibilidades constantemente.

Con el objetivo de encontrar respuestas a estos interrogantes y aprovechar las nuevas herramientas de forma colaborativa surgió "Salud, Innovación y Sociedad"- (SIS). Sus representantes explican que su meta es "ser un laboratorio de ideas capaz de mejorar las prácticas sanitarias, el acceso a la innovación, la sustentabilidad y la equidad del ecosistema de salud argentino".

SIS se presentó en el marco de la segunda edición de Innovation Week de Novartis y apunta a profundizar conexiones entre los protagonistas del mundo de la salud y las ciencias.

Infobae dialogó con Fabiana Dircie, Directora de Asuntos Corporativos de Novartis y Víctor Rodriguez, Gerente de Asuntos Públicos, con el objetivo de conocer más sobre este "laboratorio de ideas".

Nuevos horizontes

Uno de los primeros temas que surge a la hora de hablar de medicina y tecnología es la posibilidad de utilizar nuevas formas, a través de la transformación digital, de racionalizar los costos del sistema de salud.

"Hay una transformación digital que va a permitir a todos los sectores optimizar el seguimiento de los pacientes y hacer un uso racional de los recursos del sistema sanitario: para mejorar la gestión que implica la administración, seguimiento de los tratamientos, y planificación presupuestaria de los mismos", explicó Víctor Rodríguez.

El objetivo es encontrar respuestas del ecosistema de la salud en la era digital.
El objetivo es encontrar respuestas del ecosistema de la salud en la era digital.

La medicina tenderá a ser cada vez a ser más personalizada, en tanto más se avanza en el conocimiento del genoma humano y las particularidades de cada individuo.

“Los medicamentos se adaptarán a cada persona e, inclusive, se producirán a través del organismo de cada paciente”, explican.

La generación de vínculos e intercambios también es otro de los pilares de su filosofía: "La medicina solo va a funcionar de modo colaborativo. La inteligencia artificial irrumpió y los modelos que conocemos forzosamente tendrán que cambiar", asegura por su parte Fabiana Dircie.

Como parte de su agenda, SIS apunta a avanzar en distintos frentes que, en el fondo, comparten el mismo origen: "Buscamos promover una cultura de la salud en los diferentes escenarios sociales a través de la construcción de redes y sinergias con profesionales e instituciones públicas y privadas. Todo sobre la base de la investigación, la formación y la transferencia de conocimientos", destacan.

El camino comenzará a través de consejos de profesionales y expertos. A partir de esas reuniones e investigación se comenzará a producir material que se compartirá en diferentes ámbitos como universidades y los principales actores del sistema de salud pública y privada.

Otro de los objetivos es crear una articulación entre el, la salud pública, los organismos privados y la ciudadanía. "La única forma de que todos los
ciudadanos puedan acceder a medicamentos de innovación implica que la
responsabilidad no recaiga solo en el Estado, sino en buscar un abordaje colaborativo entre todos los actores participantes", concluye Dircie.