La ocasión ameritaba una puesta en escena especial: Radiohead, una de las bandas más legendarias en actividad, volvía a sacudir Buenos Aires después de casi una década desde la última visita. Esta vez al Soundhearts Festival, curado por el mismo Thom Yorke.

Sight garden, un espacio único para los fanáticos de la música.
Sight garden, un espacio único para los fanáticos de la música.

Cerca de 40.000 personas se agolparon en Tecnópolis frente al imponente stage, con pantallas gigantes que llevaron a todos en un viaje en el tiempo por los diferentes clásicos de la banda en sus más de 20 años de historia.

El Beer Garden,otro de los espacios exclusivos que ofreció la marca holandesa.
El Beer Garden,otro de los espacios exclusivos que ofreció la marca holandesa.

Pero el show se vivió de una manera especial en el Espacio Heineken,
donde la cerveza holandesa dispuso su Beer Garden bajo el lema
"Live Your Music". Ahí, celebrities como Natalie Pérez, Rosario Ortega, Andrés Gil y Matías Mayer tuvieron una vista privilegiada del show de los liderados por Thom Yorke.

Natalie Pérez no se quiso perder al quinteto británico.
Natalie Pérez no se quiso perder al quinteto británico.

Las casi dos horas y media de recital tuvieron una puesta en escena a la altura de la leyenda de la banda, con pantallas gigantes que dispararon imágenes  hipnóticas y emotivas para crear un viaje sensorial único, como solo Radiohead puede hacerlo.

El público fue invitado a compartir el show con el hashtag “Live Your Music”.
El público fue invitado a compartir el show con el hashtag “Live Your Music”.

Los de Oxford volvieron al país para presentar su último álbum, "A Moon Shaped Pool", pero otros "anti-hits" de  su discografía fueron los más celebrados y esperados por el público congregado, en éxtasis.

Rosario Ortega disfrutó de un lugar especial para vivir el recital de Radiohead.
Rosario Ortega disfrutó de un lugar especial para vivir el recital de Radiohead.

Sonaron temas como "Let down", "Everything in Its Right Place", "Myxomatosis" y "Pyramid Song", entre otros hits. Los bises fueron"Present Tense", "2+2=5" y "Paranoid Android". Para el final y después del pedido de un público que no quería terminar el viaje, sonó el súper popular "Creep".

Andy Kusnetzoff también estuvo en Tecnópolis para vivir el esperado regreso.
Andy Kusnetzoff también estuvo en Tecnópolis para vivir el esperado regreso.

El Sight Garden de Heineken fue otro de los puntos altos de la noche. Ahí se pudo disfrutar de cerveza tirada, donde todos los asistentes pudieron vivir una noche de música con la compañía de una cerveza.