La petrolera argentina YPF registró una pérdida de $12.543 millones (unos USD 218 millones) en el tercer trimestre del año, frente a una utilidad de $13.207 millones en el mismo período del año previo, afectado en parte por la fuerte devaluación de la moneda doméstica, señaló este viernes la empresa.

Así, el acumulado de los primeros nueve meses del año registró una pérdida neta de $23.023 millones (unos USD 400 millones), contra utilidades acumuladas por $20.701 millones en el mismo período del 2018, sostuvo en un reporte enviado a Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA).

Según explicó la compañía, el tercer trimestre, YPF registró un cargo extraordinario neto de impuesto a las ganancias de $31.100 millones en los activos de gas generado por la caída de los precios locales y la expectativa de los mismos para el futuro cercano, lo que resultó en un menor nivel de inversiones y actividad, razón por la cual se produce el deterioro en el valor de los activos. Sin embargo, esta provisión no ha afectado la generación de caja de la compañía ni la utilidad neta previa a ese cargo. Sin ese deterioro, el resultado neto fue positivo en $18.700 millones.

Los resultados financieros netos del tercer trimestre fueron positivos en $27.400 millones, en comparación con la ganancia de $25.500 millones del mismo trimestre de 2018.

"La producción mostró un comportamiento estable y alcanzó 530.000 barriles diarios de petróleo equivalente", detalló la petrolera

La petrolera aclaró que "se registró una mayor diferencia de cambio positiva sobre los pasivos monetarios netos en pesos de $3.800 millones, debido a la depreciación del peso observada durante el tercer trimestre de 2019, en comparación con el mismo período de 2018″.

YPF, que es controlada por el Estado argentino, dijo que en el tercer trimestre del año el resultado operativo, antes del cargo por deterioro de activos, alcanzó los $10.804 millones, un 14,8% inferior respecto al resultado operativo del tercer trimestre 2018.

“La producción mostró un comportamiento estable y alcanzó 530.000 barriles diarios de petróleo equivalente. Este nivel de producción es un 2,8% superior a la del segundo trimestre de 2019”, dijo la petrolera en un comunicado.

YPF apuesta a futuro a Vaca Muerta, una formación de hidrocarburos no convencionales del tamaño de Bélgica, que podría albergar una de las mayores reservas de hidrocarburos no convencionales del mundo.

“En cuanto a la actividad de desarrollo operada, se han puesto en producción 32 pozos con objetivo Vaca Muerta, alcanzando un total de 808 pozos activos al cierre del tercer trimestre de 2019, de los cuales 72 son no operados, contando con un total de 18 equipos activos de perforación y 12 de workover”, dijo el informe.

Seguí leyendo: