Juan Pablo Zucchini, managing partner de Advent, y Diego Maffeo, CEO de Prisma
Juan Pablo Zucchini, managing partner de Advent, y Diego Maffeo, CEO de Prisma

Ayer, un día antes de que se cumpliera el plazo establecido por el Gobierno que la obligaba a desinvertir, la empresa Prisma anunció que la venta del 51% de su paquete accionario al fondo estadounidense Advent por USD 724 millones. Prisma, licenciataria local de Visa, Banelco, PagoMisCuentas y Todo Pago, era hasta el anuncio de la operación propiedad de 14 bancos locales y había sido intimada por la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, en 2016, a desinvertir luego de ser denunciada por abuso de posición dominante en el mercado de medios de pago.

Desde el Gobierno celebraron "una nueva etapa para el mercado de medios de pago electrónicos con más competencia, menores comisiones y más inversiones".

"Cuando Prisma sale al mercado, nosotros ya teníamos firme convicción de nuestra intención de comprar la compañía. Queríamos la compañía", aseguró Juan Pablo Zucchini, managing partner de Advent. "Lo habitual sería continuar desarrollando el negocio y en el año tres ver dónde están los bancos en el proceso de desinversión. Es muy probable que dado el tamaño de la compañía, en algún momento hagamos un IPO (una oferta pública de acciones, o salida a la Bolsa), sería lo más natural", detalló el ejecutivo argentino basado en San Pablo. Advent no suele quedarse en los negocios en los que invierte por más de seis años.

A partir de este año, el arancel tope para ventas con tarjetas de crédito se redujo a 2,15% y a 1% para débito
A partir de este año, el arancel tope para ventas con tarjetas de crédito se redujo a 2,15% y a 1% para débito

Con esta operación, la empresa quedó valuada en USD 1.420 millones, bastante lejos de los USD 2.000 millones que habían calculado informalmente algunos de los bancos dueños cuando salió a la venta. "Fue un proceso muy competitivo, que cambió el año pasado después de mayo, pero no por la performance de la compañía. Las empresas valen lo que valen. Hubo muchos interesados y Advent compitió hasta último minuto", afirmó Diego Maffei, CEO de Prisma, quien detalló que se llegaron a analizar siete ofertas.

"Tenemos un unicornio nuevo argentino: valemos más de USD 1.000 millones y somos una empresa de tecnología. Somos una fintech grande", afirmó el ejecutivo local. Prisma parece estar lejos de una startup tech, al menos de las convencionales que batallan por convertirse en "unicornios": se trata de un gigante de apenas cuatro años creado por las principales empresas financieras del país.

Nuevos servicios y otras inversiones

Si bien el camino con más chances es el del IPO, la otra mitad de la compañía también podría ser adquirida por Advent (no se confirmó ni desmintió que el fondo tenga prioridad para hacerlo) o ser vendida a un tercero. Como sea, los bancos se comprometieron también ante las autoridades a vender su parte, ahora minoritaria, en otros tres años.

Es muy probable que dado el tamaño de la compañía, en algún momento hagamos un IPO, sería lo más natural (Zucchini)

"Somos muy optimistas con esta inversión porque es una empresa que siempre estuvo un paso adelante en el mercado. Creemos en su capacidad de innovación. La apertura del mercado es una amenaza, pero también una oportunidad. Online y billeteras electrónicas están empezando en el país y Todo Pago es una herramienta muy fuerte para competir", dijo Zucchini.

Sin calcular aún con el valor agregado de Advent, este año Prisma tenía planeado invertir unos USD 50 millones en aggiornar sus terminales de posnet y desarrollo de software. En cuanto a los servicios, la empresa apuesta a los pagos con código QR y por contacto (contact less). También a los "microservicios" de inteligencia comercial para ayudarle a las pymes a vender más.

Pagos QR
Pagos QR

Sin bien no dieron detalles, desde Advent no descartaron analizar otras  inversiones locales. "Argentina es una economía interesante, es para invertir. Obviamente estamos atentos a la volatilidad de país. Estamos atento a los mismos sectores que en la región: servicios financieros y de salud y comercio minorista", aseguró Zucchini.

Advent International es un fondo global de origen estadounidense, con sede en Boston, y activos por USD 39.000 millones. Tiene dos programas: Global Private Equity, para inversiones en EEUU, Europa y Asia, y otro particular para América Latina. El regional tiene 22 años y ya invirtió USD 6.700 en 60 empresas. Comenzó en Argentina en 1996, con Universal Assistance (también tuvo acciones en Fada Pharma y LKM, bodega Graffignia y OCA. En la región tiene 20 empresas, entre ellas Wall Mart en Brasil). El programa global tiene foco en pagos, con inversiones similares a la de Prisma en todo el mundo.

Qué dijo el gobierno

Desde la administración Cambiemos celebraron la desinversión que ellos impulsaron. "Se trata de un hito fundamental", dijo el ministro de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Sica. "Es clave para afianzar una economía dinámica, con mercados competitivos y transparentes, en el que las pymes no sean víctimas de prácticas anticompetitivas y los consumidores tengan más y mejores alternativas".

Dante Sica, ministro de Producción y Trabajo
Dante Sica, ministro de Producción y Trabajo

Desde la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, en tanto, hablaron de un caso histórico. "Es la primera vez que una investigación por presuntas prácticas anticompetitivas concluye en una desinversión de esta magnitud", agregó el titular de la CNDC, Esteban Greco.

Desde el Gobierno destacaron que desde este año comenzó la multiadquirencia. "Se abrió el juego para que las empresas encargadas de procesar y validar los pagos realizados con tarjetas de crédito y débito a los comercios ('adquirentes') compitan para ofrecerles a los comerciantes la posibilidad de operar con todos los plásticos", explicó Producción en un comunicado. Además, se remarcó que desde enero el arancel tope para ventas con tarjetas de crédito se redujo a 2,15% y a 1% para las operaciones con débito.

Seguí leyendo: