Google camino a convertirse en una fintech en Europa (REUTERS/Toby Melville)
Google camino a convertirse en una fintech en Europa (REUTERS/Toby Melville)

El gigante tecnológico Google está listo para su ingreso al negocio financiero: a fines del año pasado obtuvo la autorización para comenzar a operar como una empresa fintech en el mercado europeo.

La firma Google Payment Lithuania —propiedad de Alphabet, la matriz de Google— accedió a una licencia por parte del Banco de Lituania (Lietuvos Banka) que la autoriza a funcionar como una entidad de dinero electrónico, no solo en Lituania, sino en todos los países que integran la Unión Europea.

Google estará autorizada para emitir y canjear dinero electrónico y proporcionar servicios de pago, pero no tendrá el derecho de aceptar depósitos o brindar créditos

Si bien no podrá cumplir todas las funciones de un banco, la filial de Google puede a partir de ahora ofrecer varios servicios financieros: emitir dinero electrónico, manejar monederos electrónicos, efectuar transacciones de pago, remesas internacionales, servicios de depósito y retiro de efectivo y transferencias de débito directo y crédito, según describieron distintos medios europeos.

"Una vez conseguida la licencia como entidad de dinero electrónico, la compañía podrá emitir dinero electrónico y proporcionar servicios de pago para garantizar el buen funcionamiento de sus mercados en toda Europa, además de trabajar en otros servicios de pago para los consumidores dentro del Espacio Económico Europeo", indicó el banco central lituano.

A través de su filial en Lituania, Google podrá emitir dinero electrónico en la Unión Europea (AFP PHOTO / ALAIN JOCARD)
A través de su filial en Lituania, Google podrá emitir dinero electrónico en la Unión Europea (AFP PHOTO / ALAIN JOCARD)

Sin embargo, en declaraciones a Europa Press, un portavoz del Lietuvos Banka precisó que esta licencia está cerca de una licencia bancaria, "pero no es lo mismo". De este modo, la filial de Google estará autorizada para emitir y canjear dinero electrónico y, además, proporcionar servicios de pago, pero no tendrá el derecho de aceptar depósitos o brindar créditos a los consumidores.

La elección de Lituania como sede se debe a que el país es considerado como el más benévolo y ágil para la instalación de empresas fintech: ya otorgó unas 39 licencias similares y solo es superada en cantidad por el Reino Unido. De este modo, Google se suma a otras grandes compañías de Internet como Amazon, con licencia en Luxemburgo, o Facebook, que obtuvo en 2016 su licencia en Irlanda, para operar como entidad de dinero electrónico.

Los reguladores europeos deberán evaluar los riesgos. Es que a la gran cantidad de datos que tiene Google sobre cada uno sus usuarios se sumará a partir de ahora su información financiera

Con esta incursión en el mundo financiero, Google se convertirá en un fuerte competidor para las fintechs más pequeñas, pero también podría serlo para los bancos tradicionales. Aunque aun no hay certezas hasta donde buscará expandir sus servicios.

Por otro lado, los reguladores europeos deberán evaluar los riesgos. Es que a la gran cantidad de datos que tiene Google sobre cada uno sus usuarios se sumará a partir de ahora su información financiera, lo que puede representar un problema para la competencia.

Seguí leyendo