La autoridad monetaria confía en la astringencia monetaria para bajar la tasa de inflación (Matias Baglietto)
La autoridad monetaria confía en la astringencia monetaria para bajar la tasa de inflación (Matias Baglietto)

De modo sigiloso la autoridad monetaria presentó sus "objetivos y planes respecto del desarrollo de la política monetaria, cambiaria, financiera y crediticia para 2019", con la confianza de los buenos resultados logrados en el primer trimestre del esquema de "expansión de base monetaria cero" y zona de no intervención cambiaria, donde el nivel de las tasas de referencia es determinado por el mercado en cada licitación diaria de Letras de Liquidez de los bancos.

Y en línea con los supuestos del Presupuesto 2019 de desaceleración de la caída del PBI de 2,4% prevista para este año a menos 0,5% para el próximo, los técnicos del BCRA esperan que la actividad agregada inicie una "gradual recuperación sobre bases sustentables, generando cierta reactivación en el proceso de intermediación financiera de los bancos. En este marco, se estima que las tasas de interés activas nominales disminuirán en línea con las menores expectativas de inflación, favoreciendo así la recuperación de la generación crediticia a empresas y familias".

Se estima que las tasas de interés activas nominales disminuirán en línea con las menores expectativas de inflación, favoreciendo así la recuperación de la generación crediticia a empresas y familias

Los supuestos implícitos en los objetivos de la autoridad monetaria son que los datos de fuerte recesión observados en octubre y noviembre, y que el consenso de los economistas prevé que se extenderán hasta el primer trimestre de 2019, son consecuencia de los desaciertos de política de los meses previos, y que ahora se busca cambiar a partir del Acuerdo II con el FMI, en septiembre. 

Y como anticiparon el presidente de la entidad, Guido Sandleris, y su equipo de colaboradores inmediatos los vicepresidentes Gustavo Cañonero y Verónica Rappoport, "en 2019, el BCRA proseguirá implementando este esquema con un crecimiento nulo de la base monetaria hasta junio, y un crecimiento mensual de 1% entre julio y diciembre, con incrementos en los meses de junio y diciembre por la elevada demanda estacional de dinero".

Respecto de los límites de la zona de no intervención en el mercado de cambios continuará con la política de actualización diaria, a una tasa mensual del 2% entre el 1 de enero y el 31 de marzo, mientras que para los meses posteriores será determinada por el Comité de Política Monetaria de la entidad.

Inclusión financiera y modernización de los medios de pago

Otro objetivo del BCRA para el nuevo año es el "aumento del acceso de toda la población al ahorro y el crédito en el sistema financiero, y en especial a través de medios electrónicos", menos costosos y más seguros.

Prevé implementar el cheque generado por medios electrónicos (ECHEQ), sin perjuicio de mantener vigente el formato papel. Según dispone la normativa, todos los bancos deberán ofrecer a sus clientes, tanto empresas como particulares, la posibilidad de depositar cheques electrónicos a la vista (por ejemplo, cajas de ahorro y cuentas corrientes), o bien cobrarlos en ventanilla.

También se compromete a avanzar con las tareas que permitan optimizar el Pago Electrónico Inmediato (PEI) y el Débito inmediato (DEBIN), generando acciones que les dan mayor transparencia y herramientas de decisión a los usuarios en la instancia de pago.

Prevé implementar el cheque generado por medios electrónicos (ECHEQ), sin perjuicio de mantener vigente el formato papel

Adicionalmente, la autoridad monetaria se propone trabajar en la definición de reglas que permitan efectuar devoluciones y desconocimiento de operaciones PEI, así como una competencia en igualdad de condiciones en el mercado, fomentando la competencia.

De este modo, a través de la extensión del sistema de ruteo de cuentas bancarias tradicionales (CBU) hacia los proveedores de servicios de pago se facilita la interoperabilidad y trazabilidad de estas operaciones. Por ejemplo, un cliente bancario con una cuenta tradicional a partir de esta medida, desde su home banking, puede realizar una transferencia a una persona que tiene una cuenta en una billetera digital ingresando la CVU de la misma forma que actualmente hace con una CBU.

Seguí leyendo: