(Reuters)
(Reuters)

El dólar siguió fortaleciéndose en el mundo y subieron los bonos del Tesoro de los Estados Unidos -ahora su rendimiento a 10 años está en 2,93%-, dos cosas que hicieron crecer el riesgo país argentino que cerró a 637 puntos básicos, el mayor nivel desde julio de 2015.

Es que el escándalo que desataron los cuadernos hizo que el golpe que recibieron los países emergentes -cayeron todas las monedas latinoamericanas- se sintiera más fuerte en la Argentina que está más vulnerable. El país vive una situación similar a cuando comenzó el "Lava Jato" en Brasil, que derrumbó los mercados y al real y hasta el presente no han tenido la recuperación que se esperaba.

El riesgo país es el termómetro de la economía local. La temperatura que mide se origina en:

– Cuestiones vinculadas con la calidad institucional. Las marchas y contramarchas con las tarifas públicas que terminan siendo devoradas por la suba del dólar, la falta de visibilidad en la caída del gasto público, el cambio de reglas de juego permanente con los bancos y las volátiles estrategias cambiarias y de tasas que no terminan de hacer previsible el tipo de cambio y alejaron a los inversores externos.

-La falta de modificaciones profundas en la economía, como la Ley laboral, por caso, y la Reforma del Estado.

La corrupción. El símbolo son los cuadernos.

Que el riesgo sea 637 puntos, como la tasa del Tesoro está en 2,93% o 293 puntos básicos, significa que la Argentina si toma deuda en el exterior deberá pagar 9,30% anual

– La fuerte cantidad de bonos en dólares en manos de extranjeros. El riesgo país indica que ha caído la paridad de estos títulos y marcan que la Argentina tiene por delante un futuro de tasas muy altas en dólares que agrega dificultades al pago de la deuda tomada en el exterior por el Gobierno, provincias y empresas. A medida que aumenta la oferta de bonos en dólares, más cae su precio.

– La inflación que se agudiza porque al subir la tasa a la que le prestan al país, alienta devaluaciones constantes que se trasladan a precios. La devaluación la provocan los compradores de dólares que se cubren y encarecen su precio. En este camino, han elegido vender las Lebac para pasarse a dólares físicos. Por eso, al caer el precio de las Lebac sube su tasa de rendimiento. En el caso de las Letras más cortas, la tasa llegó a 51,79%, 1,29 puntos por encima del día anterior.

La Bolsa, si bien logró un leve rebote de 0,87% con negocios por $595 millones que muestran lo que se redujo este mercado, no es sustentable

– Los inversores se van de los activos de riesgo. Las acciones, los bonos y las Lebac han sido los más afectados.

– Las inversiones del exterior que nunca llegaron y la parálisis a que se somete a las empresas locales por un ajuste que empezó con dos años de atraso.

Bolsa, acciones, reservas

Según Fernando Luciani, CEO del Mercado Argentino de Valores (MAV), que se orienta a financiar a las pymes, "la pérdida de calidad institucional se ve en la Bolsa, donde en el último semestre las acciones perdieron setenta por ciento de su valor. De las diez empresas que más cayeron, seis son de energía por la errática política que tuvo el Gobierno con este sector". Según Luciani, esta vez la corrida no será tan profunda como la anterior, porque la gente ya tenía dólares. "Esta suba se produjo con escasos negocios", dice.

En la licitación diaria se pagó $28,02 por dólar, 51 centavos por encima de la rueda anterior (Adrián Escandar)
En la licitación diaria se pagó $28,02 por dólar, 51 centavos por encima de la rueda anterior (Adrián Escandar)

Lo cierto es que el dólar en bancos y casas de cambio tuvo una suba de 47 centavos a $28,70.

En la plaza mayorista, se negociaron tan solo USD 474 millones, pero ese escaso monto hizo ruido. El dólar abrió a $28,20 y a las 11.30 se concretó la primera operación importante a $27,875. Luego aparecieron compradores fuertes que lo llevaron a un máximo de $28,25 para luego cerrar a $28,08 con tendencia compradora, 48 centavos por encima de la rueda anterior.
En la licitación diaria de USD 50 millones del Tesoro, se pagó $28,025, 51 centavos por encima de la rueda anterior.

El "blue", ante la indiferencia de los inversores que están vendiendo Lebac para comprar dólares y no pueden transitar por la plaza marginal, bajó a $ 27,85.

Banco Central (NA)
Banco Central (NA)

Las reservas perdieron USD 64 millones a USD 57.516 millones porque se pagaron 48 millones a organismos internacionales y 4 millones a Brasil.

Los bonos de la deuda negociaron $ 19.440 millones. El Bonar 2024, el título en dólares más representativo, subió 0,35% contra un alza del dólar de 1,73%. Esto significa que el Bonar, en términos reales, cayó de precio y esto hace que suba el riesgo país, un cálculo que surge de calcular el rendimiento del Bono del Tesoro contra el de un bono argentino al mismo plazo. Que el riesgo sea 637 puntos, como la tasa del Tesoro está en 2,93% o 293 puntos básicos, significa que la Argentina si toma deuda en el exterior deberá pagar 9,30% anual. Son pocos los que se animarían a prestarle a ese nivel de tasa.

La Bolsa, si bien logró un leve rebote de 0,87% con negocios por $595 millones que muestran lo que se redujo este mercado, no es sustentable. En el mejor momento del día estuvo 2,10% arriba. Banco Macro con 4,32% lideró las subas.

Fuente: Rava
Fuente: Rava

Los ADR's argentinos que cotizan en dólares en Wall Street y son certificados de acciones, tuvieron una rueda donde las bajas superaron a las alzas. Lo sorprendente fue Mercado Libre (+11,60%), con buenos números en su balance trimestral. Banco Macro tuvo una ligera recuperación de 2,24%. La mayor caída fue la de Telecom (-6,79%).

El Banco Central no se va a quedar de brazos cruzados porque, si bien alienta que no haya atraso cambiario, no quiere que el dólar trepe descontroladamente porque se traslada inmediatamente a precios y voltea más el salario real.

El martes de la semana que viene se licitan Lebac y, si la situación no cambia, la renovación de estas letras puede ser inferior a la estimada

Pero la entidad que preside Luis Caputo tiene por delante días complejos. El martes de la semana que viene se licitan Lebac y, si la situación no cambia, la renovación de estas letras puede ser inferior a la estimada. También habrá licitación de Letes que, demostraron que ya no tienen el renovarlas.

Los negocios de post cierre de los bonos argentinos en el exterior, no son alentadores. El riesgo país, fuera de hora, también siguió subiendo. No se pueden hacer predicciones. Para algunos la reacción estuvo sobredimensionada, pero el equilibrio nunca tiene una fecha cierta.

Para saber que pasa en los mercados, ahora habrá que mirar hacia Comodoro Py.

Seguí leyendo: