Los sectores que mostraron en el inicio del año los mejores rendimientos fueron: la producción automotriz (39,2%), químicos y plásticos (14,6%), y metalmecánica (5,6%). (Foto: Archivo)
Los sectores que mostraron en el inicio del año los mejores rendimientos fueron: la producción automotriz (39,2%), químicos y plásticos (14,6%), y metalmecánica (5,6%). (Foto: Archivo)

Como consecuencia de las “fuertes paradas técnicas” que registra la industria en los meses de verano, la medición respecto a la producción suele arrojar cifras disimiles entre las consultoras dependiendo de la muestra que se tome para calcular la variación mensual. En ese contexto, la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) señaló que luego de un 2019 recesivo con una caída de 4,6%, la producción industrial arrancó enero con una mejora del 4,8% en comparación con igual período de 2019, aunque aclaró que aún resulta “prematuro” proyectar un cambio de tendencia. Asimismo, para la consultora Orlando J. Ferreres, la medición interanual del primer mes del año arrojó una caída de 1,9%.

“Es importante tener presente que los niveles de producción del primer trimestre suelen estar afectados por paradas técnicas de mantenimiento y vacaciones ‐y que en 2019 incluso se anticiparon a diciembre‐ afectando la comparación”, explicó FIEL a la hora de justificar su informe mensual.

De acuerdo con esta medición, los sectores que mostraron en el inicio del año los mejores rendimientos fueron: la producción automotriz (39,2%), químicos y plásticos (14,6%), metalmecánica (5,6%), papel y celulosa (2,5%), insumos textiles (2%), el proceso de petróleo (0,9%) y los alimentos y bebidas (0,5%), siempre en comparación con enero de 2019.

Por el contrario, los despachos de cigarrillos retrocedieron 5,4% mientras que la producción de minerales no metálicos lo hizo 5,8% y la siderurgia 11,1%, sobre la misma base de comparación.

Fuente: Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL).
Fuente: Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL).

Según el Índice de Producción Industrial (IPI) de FIEL, en términos desestacionalizados, el sector avanzó 1,2% en enero respecto de diciembre de 2019. Sin embargo, el informe destacó que la industria continúa mostrando un panorama de debilidad manteniéndose la condición de estancamiento. “En el corto plazo el interrogante que se plantea es la sostenibilidad de los resultados de frágil recuperación observados en diciembre y enero", agregó la entidad.

Asimismo, afirmó que “en este escenario es prematuro establecer el impacto neto sobre la actividad industrial ‐a través del consumo‐ de las políticas de redistribución de ingresos implementada por el gobierno nacional”.

“Inversiones y exportaciones han quedado momentáneamente relegados como ejes prioritarios de la recuperación industrial”, advirtió.

Según FIEL, el ranking de crecimiento sectorial fue liderado por la refinación de petróleo, que avanzó 1,3% respecto a 2018 e interrumpió tres años de retroceso.

Para la entidad, el IPI registró en 2019 un retroceso de 4,6% respecto al 2018, encadenando dos años de contracción. “El escenario de caída generalizada de la actividad de fines de 2018 no se modificó a comienzos de 2019. En meses sucesivos sin embargo comenzaron a observarse mejoras interanuales en ramas puntuales como la producción de alimentos y bebidas y en la refinación de petróleo”, estimó.

En 2019 el ranking de crecimiento sectorial fue liderado por la refinación de petróleo que avanzó 1,3% respecto al año anterior e interrumpió tres años de retroceso. Del mismo modo, luego de mostrar tres años de contracción, el sector de alimentos y bebidas acumuló una mejora de 1,1% respecto a 2018.

Diferencias en las mediciones de las consultoras

Según Orlando J. Ferreres, una de las consultoras que mide la producción industrial, enero arrojó una merca en la actividad de 1,9% interanual, un número bastante disímil con respecto al que informó FIEL.

Consultado por Infobae acerca de la diferencia en el número del primero mes del año, el economista y director de la consultora, Fausto Spotorno, indicó que el hecho de que tanto en diciembre como en enero y febrero hay “fuertes paradas técnicas en el sector, las muestras que se toman puede alterar el número final”.

Hay que destacar que los primeros meses del año suelen verse afectados por paradas de planta vinculadas a recesos vacacionales y mejoras de procesos productivos, afectando el normal funcionamiento de algunos sectores y dificultando el análisis (Ferreres)

Por su parte, la medición desestacionalizada de Orlando J. Ferreres registró una suba mensual de 1,6% para la producción industrial. “En el comienzo del 2020 la producción industrial registró una merma del 1,9% al compararse con el mismo período del año anterior. En esta oportunidad, el rubro que mayor injerencia tuvo para explicar la caída fue el de Alimentos, Bebidas y Tabaco, que anotó un descenso del 2,8% interanual afectado por la baja en la elaboración de aceites”, sostuvo en su informe mensual.

Añadió que también hubo contracciones de relevancia en el segmento de Minerales no Metálicos y Metálicas Básicas, pero que fueron compensadas por la dinámica del apartado de Maquinaria y Equipo, que se vio favorecido por el aumento en la fabricación de automóviles (+39,7% interanual).

Fuente: Orlando J. Ferreres
Fuente: Orlando J. Ferreres

“Hay que destacar que los primeros meses del año suelen verse afectados por paradas de planta vinculadas a recesos vacacionales y mejoras de procesos productivos, afectando el normal funcionamiento de algunos sectores y dificultando el análisis. Además del carácter preliminar de algunos datos, es por ese motivo que el repunte mensual de la actividad industrial verificado en enero debe tomarse con cautela”, advirtió la consultora.

Según Ferreres, Alimentos, Bebidas y Tabaco anotó en enero una caída del 2,8% en relación al mismo mes del año pasado, afectado principalmente por la merma en la elaboración de aceites, en donde el descenso alcanzó el 9,7%.

No obstante, destacó el incremento del 2,6% en la producción de gaseosas tras veinte meses de variaciones interanuales negativas de forma consecutiva. En tanto, Maquinaria y Equipo tuvo un alza del 15,2% en relación al inicio del 2019. “Esta trayectoria responde al incremento de casi 40% en la producción de automóviles, que se vio impulsada por la fabricación de utilitarios”, detalló.

Si bien este número está influenciado por la brusca contracción con la que iniciaría el 2019, como se mencionó previamente, los comienzos de cada año suelen tener algunas. En otro orden, indicó que el sector de Metálicas Básicas reportó una merma del 4,8% en términos interanuales, sosteniendo la tendencia verificada a lo largo del 2019.

Seguí leyendo: