Pese a contra con escasa participación en el mercado regional, los vuelos de cabotaje en la Argentina tuvieron en 2019 el mayor aumento porcentual en América Latina
Pese a contra con escasa participación en el mercado regional, los vuelos de cabotaje en la Argentina tuvieron en 2019 el mayor aumento porcentual en América Latina

La Argentina fue el país de América Latina con mayor incremento porcentual de vuelos de cabotaje en 2019, superando en un 13% a los realizados en 2018, en tanto el tráfico aéreo con Brasil, a pesar de haber registrado una merma interanual del 7,1%, continuó siendo el principal dentro de la región, con 3,5 millones de pasajeros transportados.

Los datos de la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA) indican que los pasajeros transportados en vuelos domésticos en la Argentina pasaron de 14,6 millones en 2018 a 16,5 millones el año pasado y si bien el crecimiento de 1,9 millón fue el mayor en la medición porcentual, el país aun se encuentra a considerable distancia de otros países de América Latina como México, que superó en 2019 por primera vez los 50 millones de pasajeros y pese a tener en ese período una tasa de crecimiento inferior a la de la Argentina, es responsable del 40% del crecimiento del tráfico de cabotaje en la región.

“El mercado doméstico fue el gran protagonista del 2019, representando el 93% del crecimiento del tráfico total del año”, resaltó ALTA en un informe en el que detalló, además, la evolución de los vuelos intrarregionales y los realizados desde y hacia países de otras partes del planeta, con una preponderancia absoluta de Estados Unidos tanto en origen como en destino de esos viajes.

Los vuelos entre la Argentina y Brasil cayeron un 7,1% interanual, pero continuaron liderando el mercado intrarregional
Los vuelos entre la Argentina y Brasil cayeron un 7,1% interanual, pero continuaron liderando el mercado intrarregional

En su último mensaje antes de dejar la Presidencia de la entidad, Luis Felipe de Oliveira destacó que el tráfico creció en 2019 por decimosexto año consecutivo, “superando los 300 millones de pasajeros transportados por las aerolíneas de la región”, más allá de los inconvenientes derivados de una actividad económica que “fue sustancialmente menor a la pronosticada” y a que “5 importantes aerolíneas salieron del mercado debido a problemas financieros”.

Los efectos de la devaluación y las restricciones cambiarias en la Argentina se hicieron notar en la evolución del tráfico intrarregional, al punto que los tres trayectos que más cayeron fueron los que unen al país con Chile (-14,9%), Perú (-14,4%) y Brasil (-7,1%).

En el caso particular de los vuelos a Chile tuvo incidencia también la convulsión político-social del país trasandino, tal como reconoce ALTA al señalar que “la industria enfrentó una ola de inestabilidad política y social en la región que afectó a grandes mercados” entre los que cita, además, a Colombia y Ecuador.

Los vuelos entre la Argentina y Brasil comprendieron en 2019 a 3.419.532 pasajeros, 266.932 menos que los 3.758.464 transportados en 2018, aunque suficientes para mantener el liderazgo entre los viajes aéreos intrarregionales

Los vuelos entre la Argentina y Brasil comprendieron en 2019 a 3.419.532 pasajeros, 266.932 menos que los 3.758.464 transportados en 2018, aunque suficientes para mantener el liderazgo entre los viajes aéreos intrarregionales, superando en un 51,1% a los realizados entre Colombia y Panamá, en tanto en el tercer puesto se ubican los trayectos entre Argentina y Chile con 2.022.818 personas.

La ruta principal del mercado argentino-brasileño es Ezeiza- Guarulhos, tanto por motivos profesionales, comerciales y laborales como turísticos, aunque en este caso como punto de trasbordo hacia otros destinos de Brasil o bien de terceros países.

Pese a la predominancia argentina en los vuelos entre países latinoamericanos, la caída interanual desplazó al binomio Argentina-Chile del segundo al tercer puesto, en tanto los vuelos hacia y desde Perú cayeron de la sexta a la novena posición.

El dominio de los vuelos intrarregionales contrasta con la escasa participación de la Argentina en los vuelos domésticos -a pesar de haber sido el de mayor crecimiento porcentual- y los realizados con países de otros puntos del planeta.

Por la devaluación y las restricicones cambiarias, los vuelos entre la Argentina y Brasil, Chile y Perú cerraron 2019 con menos pasajeros que los de 2018
Por la devaluación y las restricicones cambiarias, los vuelos entre la Argentina y Brasil, Chile y Perú cerraron 2019 con menos pasajeros que los de 2018

Tanto es así que en las estadísticas de ALTA no registran siquiera una ruta de cabotaje argentina entre las primeras catorce de América Latina, en un listado liderado por Río de Janeiro - São Paulo (8.011.292 pasajeros) y Cancún- México DF (5.049.462), con distancias similares a las que separan a Buenos Aires de Mar del Plata y Mendoza, respectivamente.

En cuanto a los mercados extrarregionales, los vuelos que unieron a la Argentina con Estados Unidos se ubicaron en el noveno puesto de una lista en la que el país norteamericano concentra 10 de los 11 primeros destinos, con una única excepción de México-Canadá, en el sexto lugar.

Los viajes aéreos desde y hacia Estados Unidos involucraron a 568.064 pasajeros, apenas el 6% del mercado México-EE.UU, que con 9.481.744 personas encabezó cómodamente el listado.

La información de ALTA se da a conocer días después de que el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) informara que en 2019 la balanza turística había sido deficitaria en 881.500 pasajeros, un 48,7% menos que en 2018, como resultado de 3.950.000 residentes que vacacionaron fuera del país (turismo emisivo) y 3.065.200 no residentes que arribaron a la Argentina (turismo receptivo).


Seguí leyendo: