Paul Singer, titular de Elliott Management Corporation. Foto NA
Paul Singer, titular de Elliott Management Corporation. Foto NA

Dennis Hranitzky, abogado que ayudó al multimillonario gestor de fondos de cobertura Paul Singer a ganar una larga batalla de 15 años contra Argentina por el tema de los bonos, se prepara para una posible revancha contra la nación sudamericana.

El veterano abogado de reestructuración, que se unió a Quinn Emanuel Urquhart y Sullivan esta semana, dijo que está creando un grupo de tenedores de bonos de Argentina que ahora alcanza alrededor de 20 fondos. Estos acreedores se concentran en activos que formaron parte de los intercambios de deuda del país en 2005 y 2010. Esos bonos tienen cláusulas de acción colectiva que establecen que los tenedores de solo un tercio del monto principal de un solo bono podrían vetar cualquier acuerdo de reestructuración que no respalden.

En una entrevista telefónica, Hranitzky confirmó la existencia del grupo, que comenzó a tomar forma hace varios meses. Dijo que los tenedores de bonos pretenden ser “completamente constructivos” en el proceso de reestructuración.

“Sería un error verle demasiado al hecho de que el grupo me ha retenido, dada mi historia litigando en nombre de Elliott”, dijo Hranitzky.

Incluso la leve percepción de un grupo de acreedores agresivo podría complicar los esfuerzos de Argentina para resolver su crisis de deuda de manera veloz. El ministro de Economía, Martín Guzmán, ha dicho que la nación no puede pagar sus bonos bajo las condiciones actuales. El presidente, Alberto Fernández, indicó que espera terminar la renegociación antes del 31 de marzo.

El presidente argentino, Alberto Fernández,y la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner.
El presidente argentino, Alberto Fernández,y la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

La carga total de deuda bruta de Argentina asciende a USD 332.000 millones, incluidos los préstamos del Fondo Monetario Internacional, según datos del tercer trimestre.

Este es territorio familiar para Hranitzky, graduado de la Facultad de Derecho de Harvard que ayudó a poderosos fondos de cobertura como Elliott Management de Singer y EM Ltd. de Kenneth Dart a obtener miles de millones de dólares en pagos de Argentina en 2016, después de una larga batalla legal. Hranitzky, que trabajaba para Dechert LLP en ese entonces, tuvo conflictos en los tribunales con la líder izquierdista de la nación, Cristina Fernández. Ahora ella es la segunda al mando en el nuevo gobierno argentino.

Hranitzky formaba parte de un grupo de abogados que usaban tácticas creativas para ayudar a Elliott a ganar dinero. Elliott demandó al bufete de abogados Mossack Fonseca, que se hizo famoso en los Panama Papers, alegando que ayudó a mover dinero robado de Buenos Aires. El gestor de fondos también confiscó un buque naval atracado en Ghana, así como los derechos de Argentina para el lanzamiento de satélites desde un cohete espacial de Elon Musk.

Seguí leyendo: