El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, habló con la prensa esta mañana.
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, habló con la prensa esta mañana.

Estados Unidos es el tercer socio comercial de la Argentina y, aunque los rubros que fueron blanco del aumento de tarifas por parte del presidente Donald Trump no son los más importantes en cuanto a montos, el país americano es uno de los destinos más relevantes para esos sectores productivos en particular. Para especialistas, las trabas comerciales restablecidas a partir de ahora golpean a algunos de los sectores argentinos que más competitivos son en la relación comercial y frenan la posibilidad de ampliar un mercado que se había abierto parcialmente hace poco.

“Argentina tenía aranceles hasta 2016, es poco lo que se exporta pero no deja de ser importante como mercado que puede crecer. Además era un buen mercado para desarrollar si Estados Unidos le deja de comprar a China. Que te cierren el mercado no es una buena noticia”, dijo Matías Rajnerman de Ecolatina.

En 2018 la Argentina tuvo un déficit comercial de USD 3.430 millones en su intercambio con los Estados Unidos, dentro de un comercio total que alcanzó los USD 12.000 millones el año pasado. Este año, ese déficit histórico se estaba achicando por la caída en las compras argentinas al exterior como resultado de la recesión y la disparada del dólar.

“Lo bueno, muy entre comillas, es que son commodities industriales con lo cual se podrían mandar a otro lado. Como punto negativo está que ese otro lado es Europa, que por la contracción industrial no tiene para demandar más. Si esto hubiera pasado en 2016 o 2017, otra sería la historia, pero ahora a China ya se le vende todo lo posible y el otro posible comprador está consumiendo menos”, concluyó Rajnerman.

Con USD 7.716 millones en ventas a lo largo de todo 2018, el 4,5% de lo que exportó el país en ese período tuvo como destino los Estados Unidos.

Las tarifas a acero y aluminio, por otro lado, golpean al segundo y al sexto rubro en el ranking de aquellos en los que el país más vende a su vecino del norte. La principal exportación argentina a los Estados Unidos son combustibles, seguido de aluminio, minerales preciosos, bebidas y productos de origen vegetal. Los aranceles que anunció hoy Trump a través de su cuenta de Twitter golpean así exportaciones que rondaron en todo 2018 los USD 700 millones durante el año pasado.

“Este año ese déficit está mejorando, camino a un déficit de 2500 millones este año”, explicó Martín Polo de Mills Capital Group. “Lo que más exporta Argentina a Estados Unidos son combustibles, casi USD 1000 millones, y es uno de los principales destinos para las exportaciones de ese rubro. Después todo lo que es metales, tenés aluminio, acero, tubos sin costura, y después otros menos relevantes que son vinos. En esa relación, Argentina es claramente superavitaria en todo lo que tiene que ver con aluminio, metales y vinos. Mientras tanto en todo el resto tiene déficit”, agregó.

En el caso de metales si bien la participación en el total de las exportaciones argentinas es bajo, es importante para las exportaciones de ese sector, porque casi un tercio de las exportaciones de Argentina de acero y aluminio van a Estados Unidos. Eso marca cierto retroceso para la Argentina en cuanto al acceso a ese mercado. El año pasado Argentina había estado exenta de las sanciones en el marco de la guerra comercial, al tiempo que la Argentina había avanzado en los sistemas de preferencia, algo que aporta mucho, como el caso de carnes”, concluyó Polo.

Seguí leyendo: