La nuevas restricciones rigen desde el día de las elecciones
La nuevas restricciones rigen desde el día de las elecciones

“Se establece un nuevo límite de USD 200 mensuales a la compra de dólares para personas físicas con cuenta bancaria y en USD100 a la cantidad de dólares que pueden ser comprados en efectivos. Estos límites no son acumulativos”. El comunicado del Banco Central llegó la noche del domingo pasado, un poco después de que el presidente Mauricio Macri felicitara a Alberto Fernández por ganar la elección y convertirse en presidente electo.

La entidad que comanda Guido Sandleris adujo “incertidumbre”, explicó que el objetivo es “preservar las reservas”, dijo que son medidas “transitorias hasta diciembre de 2019” y endureció casi al extremo el control cambiario. Adiós a los USD 10.000 por mes que nunca frenaron la salida de depósitos, bienvenido el nuevo límite de USD 200.

Al día siguiente, desde el Central aclararon algunas dudas: qué iba a pasar con los consumos y pagos en los viajes al exterior, con la compra de inmuebles y con los límites de compra mensuales en este octubre que finaliza.

Opciones

¿Hay atajos para evitar los controles sin infringir la ley? Sí. No muchos, algo sofisticados y un poco más caros, pero hay. Una es bitcoin, la criptomoneda estrella, y las otras tres son financieras. Para acceder a estas últimas hay que tener una cuenta comitente en el banco –se abre online y se maneja por el homebanking– o en una casa de bolsa (ALyC). También está el “dólar libre”, pero es una opción no legal, fuera del sistema.

Dólar bolsa

El “Mercado Electrónico de Pagos” (MEP) es una forma de comprar dólares. Y también se la conoce como “Dólar Bolsa”. Básicamente, los clientes con cuentas comitentes pueden dolarizarse con sus pesos depositados comprando bonos en dólares expresados en pesos y vendiendolos al instante. Se hace con un tipo de cambio que ayer era de casi $75, más de $10 la cotización del dólar oficial.

En general se utiliza para la operación el AY24D, que es el bono de mayor volumen. Ese dinero está disponible de forma inmediata y como no hay restricciones se puede transferir a la cuenta bancaria y extraerlo.

Merval (NA)
Merval (NA)

“El Dólar MEP es un dólar local que se compra a través de bonos en dólares, que se cotizan en pesos y en dólares, por medio de una sociedad de bolsa. El cálculo de cuántos dólares se compran a cambio de cuántos pesos determina la cotización del Dólar MEP”, describió el economista Gustavo Neffa en una columna en Infobae hace unas semanas.

Contado con Liqui

El “Contado Con Liquidación” (CCL) es similar al MEP, pero con destino internacional. Para poder hacerlo hay que tener una cuenta bancaria (no de broker) en el exterior, algo que sofistica un poco más la operatoria. Luego, esos activos ya transferidos a la cuenta en el exterior, se venden contra dólares. Es más común de empresas, pero los particulares también lo pueden hacer.

En este caso, la brecha es más grande: el liqui cotiza a unos 80 pesos.

“Es una forma de sacar divisas del país: se realiza a través de un bono o también a través de una acción listada en el exterior a través de ADRs (American Depositary Receipts) que compra en pesos o dólares en Argentina, y se vende en el extranjero. Es el también llamado "Dólar Cable", es decir el que es transferible al exterior a través de la compra de los bonos tipo "C" (AO20C, AY24C, DICYC)”, describe Neffa.

CEDEARs

Los Certificados de Depósito Argentinos, o Cedears, no permiten una dolarización directa, pero que se usan como cobertura ante movimientos de la divisa. Se usan para comprar acciones del exterior que no cotizan en el país. Por ejemplo, de empresas como Apple, GE, Coca Cola, Mercadolibre, Itaú y muchísimas otras.

Esas acciones se compran en pesos, y su valor tendrá la volatilidad que tenga la cotización. Es un refugio en moneda local: por ejemplo, si el dólar se mueve 10% y la acción no, se ganará 10% en pesos. Eso sí, si se venden se recibirá pesos. Se puede operar Cedears directamente desde un banco o sociedad de bolsa con una cuenta título o comitente.

Bitcoin

Es la criptomoneda más usada y, se sabe: es muy volátil. En diciembre de 2017 llegó a valer USD 20.000 por unidad, un año después cayó a USD 3.200 y ahora se lo consigue por poco más de USD 9.300 (unos $590.000 por unidad al dólar oficial de hoy, aunque se puede comprar por fracciones mínimas).

El bitcoin no está alcanzado por el control de cambios del Central porque opera contra pesos y se hace de manera virtual, y sin regulación (esa es su naturaleza descentralizada y también lo que genera polémica con su uso).

Se los puede comprar por medio de los distintos brokers de criptomonedas, hay varios Argentinos, y también en efectivo, aunque esta última opción entra en un terreno más “gris”.

Bitcoin (Bloomberg)
Bitcoin (Bloomberg)

En rigor, y más allá de la cotización, funcionan como un acción adquirida en el exterior: cotiza en dólares y es un activo internacional que se puede transferir y vender en cualquier moneda.

Muchos brokers de bitcoin locales permiten girar los fondos a otros países, si operan allí. Estados Unidos, por caso. El dueño también puede transferir los bitcoins a otros brokers en el exterior (hay que tener cuentas en esas empresas; en general abrirlas es gratis), venderlos allí y girar los dólares a cuentas eternas propias. “De esa amanera se dolarizar y además se saca el dinero del país”, explican desde una de las empresas locales que operan con EEUU.

La que más se usa es el MEP, es cercano y fácil. Y se opera en pesos. En las últimas horas bajó, pero había crecido mucho antes de las elecciones. Es bueno que la gente se entere también de los Cedear como una opción... aunque en la salida siempre tendrá pesos y no dólares, sirve de cobertura en este contexto (Demarchi)

Los operadores de bitcon del país no están publicitando estos servicios por estos días porque temen que se endurezcan las regulaciones, pero es un servicio habitual que realizan (siempre atado a los vaivenes del precio del bitcoin, claro). “Este tipo de operaciones está ‘volando’ en los últimos días. Tanto de salida como de entrada”, explican en otro brokers. En general, el precio local del bitcoin cotiza a la par del contado con liqui.

Algunos que toman efectivo para comprar “cripto” lo hacen al precio de dólar “libre”, o sea más barato. Son operaciones no bancarizadas al filo de lo legal por no siempre puede determinarse el origen de los pesos.

La que más se usa es el MEP, es cercano y fácil. Y se opera en pesos. En las últimas horas bajó, pero había crecido mucho antes de las elecciones. Es bueno que la gente se entere también de los Cedear como una opción... aunque en la salida siempre tendrá pesos y no dólares, sirve de cobertura en este contexto”, resumió Diego Demarchi, gerente de Balanz.

Seguí leyendo: