La Asociación de Fábricas de Automotores registró en abril una producción nacional de vehículos de 30.294 unidades, un 3,7% superior al nivel de marzo, pero muy pobre en comparación con el pico que se había alcanzado un año, al punto que fue 33,9% menor.

Semejante declive se sustentó en la debilidad del mercado interno, donde los concesionarios se encuentran con existencias para las venta muy superiores a lo deseable. De ahí que las entregas a ese canal declinaron a 28.469 unidades, volumen que se ubicó 15,5% por debajo del mes anterior, y 60,9% en su comparación con un año antes.

Los concesionarios se encuentran con existencias para las venta muy superiores a lo deseable

Por el contrario, el mercado de exportación se mostró algo más activo, ascendió a 20.532 vehículos, un 3,2% más alto que en abril de 2018.

En el acumulado del primer cuatrimestre, el sector alcanzó las 106.986 unidades producidas (autos y utilitarios), lo que marcó una caída de 31,6% en comparación con las 156.400 unidades que se produjeron en el mismo período del año anterior.

De todas formas, entre enero y abril se exportaron 68.451 vehículos, 11,4% menos en su comparación con igual período del año anterior.

Sustancial caída del déficit comercial en unidades

Pese al pobre desempeño de las ventas al resto del mundo en mes y del cierre de un trimestre con menos operaciones que un año antes, la industria terminal acusó una apreciable disminución del balance comercial, tanto en unidades como en valor.

El desagregado de las entregas de automotores a la red de concesionarios permitió detectar que en abril las entregas de origen foráneo se derrumbaron de 54.613 máquinas en abril de 2018 a 19.490, un 64,3%. Semejante contracción se trasladó al déficit comercial que se atenuó de 34.716 a 8.979 unidades, 74,1% menos.

Las entregas de automotores importados a concesionarios se contrajeron 64,3%, y posibilitó reducir el rojo en unidades en 74,1 por ciento

"Como veníamos anticipando, tenemos que ser cautos para poder brindar una proyección del sector puesto que estos meses continúan teniendo una base comparativa interanual alta y con ello arroja caídas muy significativas en las principales variables. Recordemos que, a esta altura de 2018, todo parecía encaminarse a volúmenes récord históricos", dijo el titular de Adefa, Luis Fernando Peláez Gamboa.

El presidente de Adefa, Luis Fernando Peláez Gamboa, dijo: “Hay que ser cautos para poder brindar una proyección del sector puesto que estos meses continúan teniendo una base comparativa interanual alta”
El presidente de Adefa, Luis Fernando Peláez Gamboa, dijo: “Hay que ser cautos para poder brindar una proyección del sector puesto que estos meses continúan teniendo una base comparativa interanual alta”

Preocupación por el aumento de la presión tributaria

Además, el directivo observó: "Habrá que ver cuál será el impacto de la medida publicada hoy en el Boletín Oficial y que a través del Decreto 332 establece un aumento de la alícuota de la tasa de estadística al 2,5 por ciento", porque encarece más no sólo las importaciones, sino también los costos de las empresas, dado el alto componente de unidades foráneas.

"Analizamos con muchísima preocupación el alcance del aumento de la tasa de estadística en los costos de producción y de comercialización teniendo en cuenta la situación por la que atraviesa el sector y esperando que la misma no profundice aún más la caída de la actividad", señaló Peláez Gamboa.

La tasa de estadística sobre las importaciones se elevó al 2,5 por ciento

En el acumulado del primer cuatrimestre la venta mayorista (a concesionarios) contabilizó 122.619 unidades, un 57,8% menos respecto de igual período de 2018 en el que se comercializaron 290.495 vehículos.

En ese caso, la contracción se repartió casi en partes iguales entre las entregas de unidades salidas de los trenes de montaje de las terminales, y las procedentes del resto del mundo, en torno a 58% interanual.

El saldo del balance comercial en máquinas comercializadas fue deficitario en 20.668 equipos, decreció 84,2% respecto del desequilibrio de 130.714 registrado en el primer tercio del año anterior.

Seguí leyendo: