El dólar se alejó del récord de precios, cercano a los 30 pesos (Reuters)
El dólar se alejó del récord de precios, cercano a los 30 pesos (Reuters)

El mercado de cambios operó con prudencia este viernes en un contexto de altas tasas de interés por una marcada demanda de pesos, tras la contracción monetaria impulsada para ponerle un "corset" al precio del dólar en momentos de alta inflación.

El dólar terminó negociado a $27,94 para la venta y $26,86 para la compra en el promedio de casas de cambio y bancos del microcentro porteño, con exigua ganancia de dos centavos.

En el mercado mayorista la divisa cerró a $27,28, con una ganancia diaria de cinco centavos, aunque en la semana cedió un 2,3 por ciento.

Además de esporádicas liquidaciones de exportadores, el Banco Central efectuó, por cuenta del Ministerio de Hacienda, la habitual subasta de venta en contado de USD 100 millones. El precio promedio de corte se ubicó en $27,0765, con un mínimo precio adjudicado de 27,051 pesos.

El monto operado en el segmento de contado (spot) alcanzó los USD 622,3 millones, mientras que en futuros se pactaron USD 523,9 millones, más otros USD 14 millones en el Mercado Abierto Electrónico (MAE).

Las posiciones para fin de mes finalizaron a $27,84, mientras que para diciembre de 2018 cerraron a 32,70 pesos.

El dólar redujo su ganancia de 2018 a 47,7%

"Ahora todas las miradas se dirigen al 'supermartes' de las (letras) LEBAC, donde el Banco Central enfrenta un abultado vencimiento de más de 500.000 millones de pesos, y tasas secundarias mayores del 50 por ciento", dijo Gustavo Ber, economista titular de la consultora Estudio Ber.

La tasa interbancaria exhibió una baja de diez puntos porcentuales para la operatoria a tres días, aunque los operadores se preocupan por el costo adverso que le genera esta situación a la economía doméstica, que está ingresando a una fase de recesión.

La tasa interbancaria cayó unos 1.000 puntos básicos el viernes, en torno al 55% anual promedio, por el cierre de posiciones semanales tras la abrupta trepada de la víspera dada la contracción monetaria alentada oficialmente para aplacar la turbulencia cambiaria, comentaron operadores a Reuters.

SEGUÍ LEYENDO:

Agregaron que hacia el final de los negocios aparecieron fondos que no se refugiaron en el dólar, lo que fue acompañado por el Banco Central con una retracción en las tasas de letras LEBAC del mercado secundario.

"Una mayor oferta de divisas que se ve tentada por las elevadas tasas en pesos provoca una mejoría en la paridad peso/dólar", dijo un analista.