Ricardo López Murphy (foto: Lihue Althabe)
Ricardo López Murphy (foto: Lihue Althabe)

¿Inoperancia o falta de idoneidad para aplicar políticas en tiempos de crisis? El ex ministro de Economía Ricardo López Murphy reflexionó sobre el intento de mea culpa del presidente Mauricio Macri durante el acto por el Día de la Independencia, donde el mandatario reconoció "temas de la propia gestión" entre las causas de la "tormenta" económica.

El economista habló con Nancy Pazos, en su programa por AM 990, sobre la turbulencia cambiaria, el déficit fiscal, la deuda pública, el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y el paquete de ayuda que recibió el Gobierno. También se refirió al desafío de la oposición de cara al 2019, un año que estará marcado por las elecciones presidenciales de octubre.

15 definiciones de López Murphy:

"El problema de acumular enormes déficits y por consecuencia enorme deuda pública, el llamado gradualismo, es un camino equivocado y, sobre todo, corriendo el riesgo de que terminara como terminó".

"Cambiemos recibió un país sin acceso al crédito y revirtieron eso. Pero tener crédito no quiere decir que hay que usarlo y menos para consumo. Acumular deudas para financiar gasto corriente (jubilaciones, salarios, planes sociales, etc.) no es lo más inteligente; no es un plan sensato".

"La crisis no es cambiaria, ha sido una crisis de todos los activos argentinos".

¿Nadie esperaba semejante crisis tan rápido? "El país era muy vulnerable; déficit fiscal, déficit de cuenta corriente, caída de las exportaciones. Eso no puede sorprender. Los que miraban los números sabían que teníamos una vulnerabilidad enorme".

"Si a De la Rúa le hubieran dado un tercio de lo que le dieron a este gobierno, no hubiera habido nunca jamás la crisis del 2001".

"El paquete de apoyo internacional es descomunal; eso hace que si actuamos con mínima sensatez y cumplimos el programa, la crisis estará controlada. Pero eso no quiere decir que tengamos resuelto cómo vamos a crecer. Esto es solo para parar la hemorragia".

"Argentina tiene crisis porque tiene políticas de enorme déficit fiscal sin tener mercado financiero y de capitales que la pueda financiar, sin tener ahorros en el país y sin una balanza comercial interesante".

¿Los cambios y las decisiones que se tomaron fueron un maquillaje? "La decisión que hay que tomar es ver cómo llego a las metas del programa económico".

"Argentina tiene que resolver muchos problemas de fondo: mejorar el ahorro nacional, mejorar el mercado de capitales y el financiero, mejorar el sistema educativo, mejorar la infraestructura. Pero ahora hay que controlar la hemorragia".

"Cuando concluya el programa de ayuda del FMI, el Gobierno tiene que poder solo y tener para devolver esa ayuda".

"Cada vez que hemos tenido un proceso populista es porque hemos tenido recursos. Nunca tuvimos un experimento populista cuando estamos apretados porque termina en una catástrofe".

"En octubre el argumento del Gobierno va a ser que lograron controlar una crisis de ribetes internacionales: 'con nosotros esto no terminó en una catástrofe'".

"Si la oposición tiene un planteo sensato, le saca ventaja al Gobierno, pero viene con planteos insensatos".

¿Los radicales lo llaman para consultarlo? "Formalmente, no. Con muchos tengo una relación de amistad de 30 o 40 años. Ellos conversaron toda la vida conmigo".

¿El programa del fondo no puede cumplirse sin la ayuda del peronismo? "Si el peronismo es astuto, va a colaborar con este Gobierno en sanear las cuentas para luego recibir un país más equilibrado".