Fue un viernes dentro de lo habitual en Ezeiza, donde el plantel de Boca se entrenó pensando en el duelo del domingo ante Godoy Cruz en la Bombonera en el que intentará ganar para alzcanzar en la punta y meterle presión a River. Pero el rugido del motor del vehículo que condujo Carlos Tevez fue lo que rompió con la monotonía.

Después de la práctica a puertas cerradas que comenzó a las 9 de la mañana, los futbolistas elongaron y se bañaron. Mientras Julio Buffarini y Miguel Ángel Russo atendieron a la prensa en la sala de conferencias, el Apache partió raudamente en una Ferrari California T que vale más de medio millón de dólares.

Este vehículo con motor V8 3.8 turbo cuenta con 560 caballos de potencia y acelera de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos. Tiene un valor de al menos 550.000 dólares y además llega a superar los 300 km/h, condiciones similares al vehículo que lució Mauro Zárate hace algún tiempo.

La particularidad es que, según cuentan quienes conocen en la materia, esta Ferrari no figura entre las más populares para los fanáticos del Cavallino.

Carlitos no solamente sorprendió a varios de sus compañeros sino también a algunos hinchas y curiosos que se apostaron en la puerta de ingreso al predio para ver de cerca esta pieza de colección. El futbolista de 36 años que viene de convertir un doblete ante Central Córdoba de Santiago del Estero la fecha pasada será titular nuevamente este fin de semana.

Russo advirtió que, en caso de contar con otro penal a favor, Tevez será quien ejecute más allá de haber fallado uno en el último compromiso.

SEGUÍ LEYENDO