Gol en Brasil que debió haber sido anulado

Este martes Figueirense se impuso como visitante por 3 a 1 ante Ponte Preta y escapó de la zona de descenso hacia la Serie C de Brasil. Una de las jugadas del partido se viralizó por el error del árbitro y por un detalle reglamentario que fue pasado por alto.

Cuando el duelo ya estaba 3-1 y se jugaba el segundo minuto de adición, el conjunto local tuvo el descuento en un remate de Joao Carlos que pegó en el travesaño y cruzó la línea, pero el arquero Pegorari sacó la pelota de un manotazo. El juez de línea y el árbitro, Gilberto Rodrigues Castro Junior, no convalidaron el gol porque consideraron que el esférico no había ingresado por completo, un error que se detectó en la transmisión, pero por la falta de VAR se permitió.

Sin embrago, el reglamento deja en claro que la jugada debió haber sido invalidada por cómo el arquero golpea la pelota. Pegorari estaba afuera del terreno de juego, por lo que al empujar la pelota también tuvo ayuda de la red del arco, algo que está prohibido.

La red es un objeto ajeno al juego, como son los banderínes o incluso las canilleras que utilizan los futbolistas para proteger sus piernas. Por lo tanto, estos no pueden ser utilizados para sacar ventaja. Así como un jugador no puede colgarse del travesaño, para sacare ventaja, tampoco puede utilizar la red.

Por todo esto, y como el árbitro no vio que la pelota había entrado, éste debió haber cobrado tiro libre indirecto en favor del equipo atacante.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: