Gonzalo Maroni, el número 10 que jugará el Mundial Sub 20 con la camiseta de la selección argentina (Foto Baires)
Gonzalo Maroni, el número 10 que jugará el Mundial Sub 20 con la camiseta de la selección argentina (Foto Baires)

Argentina descansa en Benidorm, un balneario costero al este de España, parte de la reconocida Costa Blanca de la región de Valencia. Ya pasó el entrenamiento de la jornada. También la merienda, siempre nutrida, que prepara Fernando Rudi, el médico de la delegación nacional.

Después de unos minutos de espera en el teléfono, el operador comunica a Infobae con la habitación del número 10 de la Selección Sub 20, que el próximo sábado 25 (a las 15.30 hora argentina) tendrá su estreno en el Mundial de la categoría.

"Estoy muy ansioso de que empiece el Mundial", dijo Gonzalo Maroni, con su clásica tonada cordobesa, a más de 10.000 kilómetros de su tierra natal.

El seleccionado que dirige Fernando Batista se alista para ser uno de los protagonistas de la Copa del Mundo, que se jugará en Polonia, desde el próximo sábado hasta el 16 de junio, fecha de la final, donde el mediocampista ofensivo surgido de las divisiones inferiores de Instituto espera estar.

Maroni fue parte del seleccionado que fue subcampeón sudamericano y logró la clasificación al Mundial Polonia 2019 (FotoBaires)
Maroni fue parte del seleccionado que fue subcampeón sudamericano y logró la clasificación al Mundial Polonia 2019 (FotoBaires)

"Será una competencia muy difícil. Ya con vestir esta remera estamos todos muy contentos, pero no nos quedamos con eso. Vamos intentar traer la copa para casa", añoró el joven futbolista.

Con 20 años cumplidos en marzo, este mediocampista de gran pegada, que parece más alto y más fuerte de lo que es (mide 1.70 y pesa menos de 70 kilogramos) cuando lleva la pelota atada a sus pies, hizo un balance del proceso que se inició a penas un mes antes de irse a Chile para jugar el Sudamericano de la categoría, en enero pasado.

"Empezamos el Sudamericano no haciendo lo que teníamos que hacer. Con el pasar del torneo, de los días, y los partidos, nos dimos cuenta lo que teníamos hacer con la camiseta. Y desde el tercer, cuarto partido nos acomodamos a lo que nos pidió el técnico y mejoramos nuestra imagen", analizó Maroni.

Después de empatar contra Paraguay y perder en el segundo partido del certamen frente a Ecuador, el encuentro ante Uruguay fue crítico para el equipo argentino. Tenía que ganar para no complicarse su clasificación al Hexagonal Final, etapa que entregó los pasajes para la Copa del Mundo. Y ahí fue cuando el 10 se vistió de héroe para convertir un golazo con el sello de su pegada prodigiosa.

"Fue raro como se dio todo en la etapa previa al Sudamericano. Creo que lo más difícil fue juntar a 23 jugadores y tratar de hacerles entender la idea del técnico, y que la intentemos captar", analizó Maroni sobre la elección tardía del director técnico del conjunto nacional.

A pesar de cómo se produjo la llegada de Batista, y con sólo un mes de trabajo, el seleccionado mejoró con el transcurso del campeonato y quedó a un paso del título sudamericano, que quedó para los ecuatorianos porque Argentina cayó en el duelo decisivo ante Brasil (0-1).

"El Bocha es un técnico con ideas claras. A nosotros, él y su cuerpo técnico, nos dicen en cada entrenamiento cuál es su idea de juego. Es un DT que se adapta también a los rivales y las diferentes situaciones, así que espero que nos vaya de la mejor manera en Polonia", agregó el futbolista que debutó en Instituto a los 16 años, en un partido de la Primera B Nacional, en 2015.

Antes de viajar a Polonia, la selección argentina entrena en España (AFA)
Antes de viajar a Polonia, la selección argentina entrena en España (AFA)

A pesar de que el grupo cambió algunas caras respecto del que logró el subcampeonato en Chile, Maroni se apoya en la fortaleza del plantel. Y de sus aspiraciones para hacer historia en Polonia y cortar la racha de 12 años sin títulos mundiales en la Sub 20, después del logro en Canadá 2007.

"A mis compañeros los veo muy bien. Humanamente es un grupo excelente, disfruto día a día estar con ellos", comentó el volante.

Y agregó: "sabemos lo que tenemos que hacer. A pesar de los equipos difíciles que hay, podemos dar pelea y conseguir algo grande para la Selección", dijo.

Gonzalo empezó a jugar a la pelota en Poeta Lugones, el barrio donde vivían los Maroni. Con edad de infantil, en el club de sus amores le abrieron las puertas del complejo "La Agustina", la casa de las inferiores de la Gloria en Córdoba. Fue en ese lugar donde nació el apodo que lo acompañó en su salto a la Primera. "Como me lucí un poco en las juveniles de Instituto, la prensa local me puso 'Maravilla'", relató Maroni.

Un sello del juego de Gonzalo Maroni: siempre con la pelota al pie (AFA)
Un sello del juego de Gonzalo Maroni: siempre con la pelota al pie (AFA)

Reconocido fanático de un coterráneo como Paulo Dybala, el chico maravilla reconoció que le gusta ver fútbol. Pero que lo consume de una forma que le parece más práctica. Mucho más relacionada a su edad, a las nuevas tecnologías que se imponen en los jóvenes y a su devoción por dos que llevan la 10 en la espalda como él.

"Veo más resúmenes de partidos que partidos completos. Los partidos importantes los miro siempre. Estoy conectado siempre viendo lo que pasa en Argentina y Europa", explicó, al instante que aclaró cuáles son los dos equipos del fútbol europeo que no se pierde por nada en el mundo. "El Barcelona y la Juventus son los que más miro", dijo.

"No me gusta perderme ningún partido de Leo (Messi) porque hace locuras cada vez que juega. Y miro la Juve para verlo a Paulo, demostrando todo lo que sabe", sentenció. ¿Habrá festejo al estilo máscara de 'Gladiador', la película favorita de su ídolo, si llega a marcar en el Mundial? "Lo pensé, pero es un festejo de él y no da robárselo", le dijo Maroni a Infobae.

El futbolista sabe que su carrera tiene un final. Atento a esta situación, ya desde chico, y además por tener la inquietud de seguir estudiando después de haber completado la escuela secundaria, Maroni contó que carrera habían elegido con su gran compañero en la pensión de Boca, que hoy está jugando en el Borussia Dortmund, de Alemania.

Gonzalo Maroni vestirá la número 10 en el Mundial Sub 20 (Foto Baires)
Gonzalo Maroni vestirá la número 10 en el Mundial Sub 20 (Foto Baires)

"Con Balerdi habíamos comenzado a estudiar Martillero y Corredor Público, pero no duramos más de cuatro meses. Era época de Copa Libertadores, se jugaba entre semana y con las concentraciones tuvimos que dejar", explicó Maroni.

"Estoy intentando empezar a estudiar inglés. Quiero mejor eso y cuando vaya a Europa, ser un jugador diferente con ese estilo", sumó en la charla.

Jugar en Boca marcó la joven carrera de Maroni. Llegó al club en 2015, para jugar en las inferiores, y en su debut, el 30 de abril de 2017, enamoró a la Bombonera, que lo ovacionó después de marcar el 3-0 final ante Arsenal.

"Ahora estoy 100 por ciento enfocado en jugar con la Selección, pero las ganas de volver a Boca están y vamos a ver qué pasa después del Mundial", relató el cordobés, que recordó esa tarde de una manera muy especial.

Una tarde que nunca olvidará: Maroni festeja su primer gol con la camiseta de Boca, el 3-0 ante Arsenal en la Bombonera (Télam)
Una tarde que nunca olvidará: Maroni festeja su primer gol con la camiseta de Boca, el 3-0 ante Arsenal en la Bombonera (Télam)

"Fue algo hermoso. No quiero que eso me quede como un recuerdo, quiero que se haga constante. Vamos a ser lo posible para volver al club y que vuelva a pasar", dijo el jugador que está a préstamo en Talleres de Córdoba.

Maroni está listo para irse a disfrutar de unos buenos mates con el resto de sus compañeros. Se acerca la noche en Benidorm, y el paisaje ayuda a que los chicos del plantel argentino se relajen para recargar fuerzas de cara a lo que se viene. Tal vez, una de las grandes experiencias de su vida como futbolistas.

Antes de la despedida, Gonza, Gonzi o Maravilla, como lo quieran llamar, puso en palabras su deseo para el final de la historia que está próximo a protagonistas con la celeste y blanca. "Ojalá que lleve la copa con la 10 puesta".

SEGUÍ LEYENDO: