El microcine de (Reuters)
El microcine de (Reuters)

Rusia y Arabia Saudita dieron el puntapié inicial en el estadio Luzhniki. Y, a 55 kilómetros de allí, en el Bronnitsy Training Centre, la selección argentina paladeó las primeras imágenes del Mundial 2018, los corazones comenzaron a palpitar al ritmo del debut del sábado frente a Islandia.

Tras el entrenamiento matutino, el almuerzo y la correspondiente siesta, varios de los futbolistas se congregaron en el gimnasio cubierto del complejo, que hoy oficia de sala de juegos, espacio para reunirse con las visitas y, por supuesto, también de "cine".

Es que frente a la pantalla gigante, que también admite ser utilizada con la PlayStation, se juntaron varios integrantes para seguir la ceremonia inaugural y el primer partido. En realidad, Rusia recién puede ser un potencial adversario en cuartos de final; sin embargo, sirvió como buen entremés para entrar en clima.

Otros directamente estiraron la siesta y observaron las acciones desde la cama. En el entretiempo, varios se levantaron y se sumaron a la tribuna colectiva frente a la pantalla gigante.

Postal del gol de Dzyuba, el tercero en el triunfo de Rusia ante Arabia Saudita (Foto: AP/Hassan Ammar)
Postal del gol de Dzyuba, el tercero en el triunfo de Rusia ante Arabia Saudita (Foto: AP/Hassan Ammar)

Argentina ya tiene agenda en la previa del debut: mañana volverá a entrenarse en primer turno y luego se subirán al micro para transitar las tres horas hacia Moscú. Allí, a las 13 (hora de nuestro país), el entrenador Jorge Sampaoli brindará una conferencia de prensa junto a un futbolista que aún debe ser designado.

La rueda de prensa será en el estadio del Spartak. Allí comenzará el sueño mundialista, como se inició el de Rusia y Arabia Saudita, partido que sumergió a la delegación argentina en la pasión mundialista.

SEGUÍ LEYENDO: