Corea del Sur intentando detener a Maradona: dos jugadores buscan cometerle infracción (Foto: Getty Images)
Corea del Sur intentando detener a Maradona: dos jugadores buscan cometerle infracción (Foto: Getty Images)

Debut de Argentina en el Mundial de México 1986, primer paso de la Selección hacia su segunda estrella en una Copa del Mundo. El 2 de junio de aquel año, el conjunto nacional superó 3-1 a Corea del Sur, en un partido que estuvo signado por la "cacería" de los asiáticos a Diego Maradona. El capitán y figura del conjunto de Carlos Bilardo recibió 11 infracciones, la mayoría de ellas bruscas. Sin embargo, al rival sólo le amonestaron dos jugadores.

"¡Cómo me pegaron, mamita! ¡Cómo me pegaron! Me hicieron once fouls, casi todos los del partido. Algunos me dejaron sangrando, sin joda… Al número 17, la desgracia, no me acuerdo cómo se llamaba, pero yo ya lo había bautizado Kung Fu", contó tiempo después el Diez.

Pues bien, Oscar Garré, integrante de aquel equipo que dio la vuelta olímpica en el estadio Azteca, reveló detalles desconocidos de aquella persecución, que fue infructuosa. "A Diego lo cagaron a patadas ese día", recodó en charla con el programa radial El Mundo FC.

Oscar Garré, en el triunfo de Argentina 3-1 ante corea del Sur, disputado en el DF
Oscar Garré, en el triunfo de Argentina 3-1 ante corea del Sur, disputado en el DF

El Mago contó cómo reaccionó Maradona ante los golpes. "Él me seguía diciendo 'dámela igual, perro, dámela igual'", se asombra, incluso hoy, a la distancia. "Diego nos daba seguridad. Sabíamos que dándole la pelota a él no la íbamos a perder. Para estar en la Selección tenes que tener los huevos grandes como una casa", ilustra a partir del ejemplo de Diego.

"Sin duda que Messi absorbe la presión", hizo el link con el Mundial de Rusia y el inminente debut de la Selección ante Islandia en Moscú. "Si Argentina encuentra desequilibrio, puede llegar a hacer un muy buen Mundial", auguró el ex marcador de punta.

SEGUÍ LEYENDO: