A 29 años de la final del Mundial de Italia 90, de aquel polémico 1-0 de Alemania sobre Argentina, una comparación tomó fuerza. En un nuevo aniversario de la definición que se resolvió por el polémico penal de Sensini a Rudi Völler que sancionó Eduardo Codesal, y la posterior ejecución de Andreas Brehme, se hicieron virales las declaraciones de Diego Maradona, capitán del combinado nacional, tras el partido. Y sus palabras, hasta su tono, muestran una increíble similitud con las de Lionel Messi, también dueño de la cinta en la actualidad, luego de ser expulsado en el duelo por el tercer puesto de la Copa América ante Chile, reclamando por los fallos que favorecieron a Brasil en la semifinal.

Las opiniones del campeón del mundo en México 1986 fueron publicadas en Twitter por la cuenta @IneditoMaradona. Allí, un Diego que no levantó la voz, pero firme en sus opiniones, dejó sus sensaciones tras la polémica. "El llanto es porque si había un ganador en la cancha era Alemania, pero no así. Se pasa de un penal a Calderón a un penal inexistente contra Völler. Alemania tuvo más chances, sin ninguna duda, pero le tenían miedo a los penales y nos dejaron afuera por un penal que no fue", subrayó el "Diez", sin dejar de observar la superioridad futbolística de su adversario.

"Ya no tenían la misma fuerza, parece que Argentina tenía que salir de cualquier manera y con un penal nos dejaron afuera. No hablo de castigos. Es algo que no es normal; me hubiera gustado perder 4-0 y no así. Quería salir primero, no segundo. Estoy muy enfadado porque Codesal no tenía ningún derecho de cobrar ese penal" concluyó su alocución Maradona.

Pues bien, Messi también empleó en Brasil 2019 un discurso que por primera vez lo acercó al perfil Maradona. Sobre todo, a ese Maradona, contestatario, pero calmo al enfrentar los micrófonos. "Lamentablemente la corrupción, los árbitros y todo eso no permiten que la gente disfrute del show", justificó su ausencia en la entrega de medallas por el tercer puesto en el Arena Corinthians.

Los dos videos: Maradona y Messi en el juego de la comparación

"Nos vamos con la sensación de que estábamos para más. Hicimos los dos mejores partidos del campeonato, fuimos en crecimiento y no nos dejaron estar en la final. No hay duda. Lamentablemente, esta Copa está armada para Brasil. Ojalá el VAR y los árbitros no tengan nada que ver y que Perú pueda competir porque tiene equipo para hacerlo, pero la veo difícil", insistió el delantero de Barcelona, de 32 años, horas antes de la definición que ganó 3-1 el dueño de casa, con un polémico penal para rubricar el score.

"Siempre hay que ser sincero, yo digo la verdad siempre y soy honesto", concluyó Messi en Brasil, en un "modo Maradona" que el archivo no hace más que refrendar.

SEGUÍ LEYENDO: