El árbitro Julio Bascuñán hace el gesto del VAR antes de anular un gol a Gabriel Jesus en el Arena Fonte Nova de Salvador (AP)
El árbitro Julio Bascuñán hace el gesto del VAR antes de anular un gol a Gabriel Jesus en el Arena Fonte Nova de Salvador (AP)

Un penal cobrado a instancias de los Árbitros Asistentes de Video (VAR) le permitió a la selección de Brasil destrabar su partido en la primera fecha ante Bolivia tras irse abucheado al descanso. Pero el videoarbitraje no siempre puede ser favorable, y en el segunda partido fue el factor que le quitó al elenco de Tite la posibilidad de llevarse una victoria ante Venezuela.

En el Arena Fonte Nova de Salvador, los árbitros del VAR tuvieron un rol principal. La revisiones de los colegiados en la cabina permitieron detectar dos fuera de juego casi imperceptibles y el duelo entre la selección anfitriona y la Vinotinto acabó en un empate sin goles.

La hinchada brasileña celebró un gol de Firmino, otro de Gabriel Jesús y uno final de Coutinho, pero los tres fueron anulados. El primero fue negado directamente por el árbitro chileno Julio Bascuñán pero en los otros dos tuvo que ser asistido por el colombiano Alexander Guzmán y el argentino Fernando Rapallini, quienes estaban a cargo del videoarbitraje.

El primer gol no cobrado por el VAR: off side de Firmino antes de la definición de Gabriel Jesús

El primer gol no convalidado por el VAR fue en el minuto 60, en una jugada en la que el balón le cae en los pies a Roberto Firmino, quien habilita a Gabriel Jesús pero estando en posición fuera de juego. Tras tomarse dos minutos para revisar la jugada en el monitor que está al costado del campo de juego, Bascuñán cobró el off side y el partido continuó su curso.

Tiempo después, a falta de cuatro minutos para cumplirse el tiempo reglamentario, Philippe Coutinho marcó un gol pero nuevamente Roberto Firmino estaba en fuera de juego.

El segundo gol no cobrado por el VAR: off side de Firmino antes de la definición de Coutinho

Todo comenzó con un desborde de Everton y un centro empujado a la red por Coutinho. Pero mientras se abrazaban, el colegiado chileno ya tenía su mano en la oreja. Julio Bascuñán dialogó con Guzmán y Rapallini, pidió tranquilidad a los jugadores y, esta vez sin acercarse al monitor, anuló el gol de Brasil.

"El VAR fue correcto y en estas situaciones el equipo debe madurar. Echarle la culpa al técnico en estas situaciones nunca dejará de existir", dijo Tite tras el partido. "Exactamente no sé si el VAR fue justo hoy porque fueron dos jugadas complicadas, pero debieron ser bien anuladas porque pienso que el VAR es positivo para el fútbol", agregó Coutinho.

Pese al empate, Brasil sigue como líder del Grupo A de la Copa América, con 4 puntos, y el próximo sábado se medirá con Perú en el Arena Corinthians, donde buscará sellar su clasificación.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: