Las ironías que el titular de River le dedicó al entrenador xeneize

"Me han criticado a más no poder, pero yo tenía claro cómo jugar. Aparte, más que nada, era el primer partido después de la final (de Copa Libertadores 2018) y yo no iba a ser partenaire del festejo de nadie, yo quería demostrar que Boca estaba de pie. Yo fui a jugar el partido que tenía que jugar. Ahora miro para adelante, no me detengo en lo que pasó. Yo estaba tranquilo porque el foco de la crítica estaba en un lugar en el que no me incomoda. Distinto sería si hubiésemos perdido y le hubiesen pegado a los jugadores. Yo prefiero que le peguen al técnico, eso no me mueve el amperímetro".

El discurso de Gustavo Alfaro tras la victoria de Boca ante Estudiantes no se refirió a lo sucedido en la Bombonera. Era retroactivo: representó una respuesta a quienes lo fustigaron por el planteo en el Superclásico de la fecha 5 de la Superliga: en el Monumental, el Xeneize igualó 0-0 ante River, apostado a cortarle los circuitos de juego al Millonario y apostando al contragolpe, que recién sacó en la segunda parte.

Pues bien, a dos semanas del primer cruce por las semifinales de la Copa Libertadores, Rodolfo D'Onofrio, presidente del club de Núñez, se refirió a la polémica del pizarrón. Y les dedicó algunas frases cargadas de ironía tanto al adversario de toda la vida como al propio orientador auriazul. "Lo de Alfaro fue sorpresivo, no porque juegue retrasado, que puede ser una táctica, sino por todo lo otro. Lo otro es que me pareció que era un poco lento todo, probablemente sea una estrategia, qué se yo, pero a veces afea el espectáculo", prologó en diálogo con Fox Sports Radio. Cuando le preguntaron desde el estudio si se refería a que Boca hizo tiempo, insistió con el concepto de que "se hizo todo lento, muy lento".

Luego, el foco volvió hacia Lechuga, de quien destacó que "tengo un enorme respeto por el técnico de Boca, tiene mucha capacidad y enormes jugadores". Pero le apuntó por sus conceptos: "Como muy bien declaró, él no vino a ser partenaire para que hiciéramos una fiesta. No terminé de entender esa frase". Cuando en la entrevista le indicaron que la decisión táctica podía responder al respeto que inspiraba el elenco de Marcelo Gallardo, que le ganó a Boca la Libertadores 2018 en la final en Madrid, hundió el filo: "Entonces, si es así, me quedo tranquilo, tiene un enorme respeto por River. Si es así, están preocupados".

"Me sorprendió lo de Boca  porque tiene jugadores para hacer otro fútbol, aunque tácticamente por ahí es lo que mejor le encaja. Pasa que a los de River nos gusta ganar, gustar y golear. Si podemos ganar jugando lindo y bien, tiene un placer más grande", tomó distancia, a 48 horas de la goleada del Millonario 4-0 ante Huracán, en una demostración parecida a la que exhibió en el 6-1 contra Racing.

Y apeló a otra frase para volver a marcar una diferencia definitiva desde la idea de juego: "No imagino a River haciendo un planteo así en ninguna cancha, cambiando su plan, su idea. No está acostumbrado. No sé qué hará Boca en el Monumental por la Copa. Sí tiene una ventaja: sabe cómo juega River", concluyó D'Onofrio.

OTRAS DEFINICIONES DE D'ONOFRIO

Los sondeos en el último mercado por Martínez Quarta y Palacios

"Ofertas en este momento no tenemos. Son jugadores que por cualidades pueden aparecer interesados en ejecutar la cláusula, pero no quiero que se vaya nadie. Voy a tratar de no atender el teléfono ni leer el mail".

¿Cómo ve al plantel? 

"Los jugadores están muy felices en River. Han formado un grupo muy uniforme. Están convencidos. Y esa es una ventaja muy grande".

El momento de Milton Casco

"Cuando lo teníamos que comprar a Casco, estaba en Italia, visitando a mi familia. Estaba con mi mujer, me suena el celular, era el presidente de Newell's. Me debo haber pasado una hora en Roma, en la calle, tratando de convencerlo. No saben lo que costó traerlo. Lo queríamos a toda costa porque lo había pedido Gallardo. A Casco le costó un poco, pero demostró con creces su calidad de jugador y de persona".

Las virtudes del River de Gallardo

"Siempre River tuvo una actitud positiva y los jugadores están convencidos de la idea. Si tenés un equipo y un proyecto de fútbol, las cosas llegan. A veces podés ganar o no. Pero fijate que River, en Madrid, contra Boca, íba perdiendo. Pero siguió jugando de la misma manera y se le dio".

SEGUÍ LEYENDO: