Uno de los episodios más divertidos que dejó la entrevista a Diego Maradona en el programa 90 Minutos se basó en la anécdota que le recordó Oscar Ruggeri que tuvo como principales protagonistas a Don Diego, Claudio Caniggia y Mariana Nannis.

"¿Te acordás cuando estábamos en Trigoria y llegaba la limusina con la Nannis y estaba tu viejo?", le consultó el ex defensor con una carcajada que anticipó la desopilante escena que iba a describir el Diez unos instantes después.

"Estábamos en el Boston College (NdA: contradice el destino que dijo el Cabezón, pero no modifica la esencia de la historia) hablando con el Cabezón, y cayó una limusin espectacular. Era blanca con luces rojas", comenzó el actual entrenador de Gimnasia, y continuó: "En ese tiempo estaba con la Claudia, y estaban todos tomando mate a 200 metros. Como a mi papá le gustaba mirar los autos, agarró y la miró por afuera. Le dio dos vueltas, pero no la veía bien por dentro. Entonces, en un momento la limusin se empezó a mover…".

Como en el interior del vehículo estaban Claudio Caniggia y Mariana Nannis teniendo sexo, la resolución del capítulo concluyó con la inesperada reacción de Don Diego. "Le mandó visera para mirar lo que pasaba adentro y le mandó '¡Gol, carajo!'".

Diego Maradona estuvo al frente del primer entrenamiento en el Lobo junto al Gallego Méndez y Adrián González. El domingo a las 11 de la mañana tendrá su debut en el Bosque frente a Racing, un rival que no comenzó bien la temporada, pero demostró su reacción en su último compromiso frente a Godoy Cruz.

El conjunto Tripero está muy comprometido con la zona del descenso ya que se encuentra último en la Superliga (cosechó un punto de 15 en juego) y se encuentra hundido en la tabla de los promedios junto a Rosario Central y Central Córdoba de Santiago del Estero.

Seguí leyendo