Carlos Tevez y Raúl Osella, otro de los amigos de la infancia que aparece en la serie “Apache”
Carlos Tevez y Raúl Osella, otro de los amigos de la infancia que aparece en la serie “Apache”

Cuando sonó el celular y escuchó la voz de Carlos Tevez del otro lado, Rául Osella quedó petrificado por unos segundos hasta que notó la naturalidad intacta en la relación. Llevaban una década sin tener un mínimo contacto, sus vidas habían fluido por sitios diferentes, pero la amistad persistía como aquella primera vez en el predio de Boca en Parque Sarmiento con apenas 12 años.

"¿Estás agrandado que no me llamaste más?", lo chicaneó Carlitos desde el otro lado del celular ya transformado en figura de Juventus a un Osella que estaba despuntando sus últimos años como futbolista en la cuarta categoría del fútbol suizo.

El teléfono de Osella vuelve a sonar de manera insistente y nuevamente Tevez es el protagonista. No es él precisamente el que lo llama, pero sí amigos, conocidos, viejos compañeros del fútbol y periodistas. Nadie tiene dudas: el Fernando Cisneros que interpreta el joven actor Román Almaraz en la serie "Apache" no es otro que Raúl Osella, la mano derecha de Carlitos en todas las juveniles de Boca y en sus primeros pasos dentro de la selección argentina.

Baltazhar Murillo y Román Almaraz son Tevez y Osella (llamado Fernando Cisneros) respectivamente en la serie
Baltazhar Murillo y Román Almaraz son Tevez y Osella (llamado Fernando Cisneros) respectivamente en la serie

"Acá en Suiza no salió todavía la serie. Intenté verla por Netflix pero no está habilitada acá, no se puede ver. Así que estoy en eso, de intentar verla. Pero todos me dicen que es muy atrapante. Todos me comentan que soy yo. En verdad, los dos únicos de Boca que estábamos en ese Mundial juvenil éramos nosotros", explica Osella y toma como parámetro una de las escenas finales donde se los muestra a ambos retornando de la Copa del Mundo Sub 17 de Trinidad y Tobago que se disputó en 2001.

Durante esa estadía en la selección argentina, también, la serie narra una supuesta inconducta del "Apache" que se escapa de la concentración y "Fernando" debe cubrirlo ante José Néstor Pékerman. Una licencia de ficción que, sin embargo, tuvo un cierto atisbo de realidad por una travesura mucho menor: "Me lo han preguntado todos mis amigos. Eso fue que lo cubrí porque nos encontraron comiendo helados… Bah, a mí me encontraron y lo cubrí a Carlos. Quizás ellos usaron otra historia, pero nosotros nos levantamos una noche a buscar helados en el viejo predio de Ezeiza. Estaba prohibido. Cuando volvía yo primero, me encontré a Tojo o Tocalli. Me preguntó por Carlos y le dije que estaba en la habitación, pero no era así; estaba en la cocina todavía".

"Me acuerdo que nos habían avisado de la citación a la Selección en el vestuario después de un partido. El entrenador, José Maleó, nos comunicó que teníamos que ir a la Selección. Nadie lo esperaba la verdad porque no nos había dicho que nos estaban siguiendo. Fue algo re loco y fuerte. A mí me dio tranquilidad que iba con un compañero. Carlos enseguida fue a contarle a su papá (Segundo Tevez) que estaba ahí. Segundo siempre fue muy tranquilo con Carlos en el tema del fútbol, siempre lo apoyó en todo desde un lado muy positivo", rememora sobre aquella primera vez en el plantel que disputó el Sudamericano de Perú clasificatorio para el Mundial.

Tevez y Osella compartieron el equipo juvenil que quedó 4° en el Mundial Sub 17 del 2001
Tevez y Osella compartieron el equipo juvenil que quedó 4° en el Mundial Sub 17 del 2001

Osella (35 años) nació en Morteros (Córdoba) y llegó a Boca con 12 años, edad de novena división. Tevez recién se sumaba a las categorías menores del "Xeneize" y la amistad se cimentó rápido gracias a un viaje a Brasil que hicieron con el plantel. "Nos presentó Ramón Maddoni. A medida que pasaron los entrenamientos nos fuimos conociendo. Ya después con el llamado a la Selección la relación se hizo más fuerte porque ya pasábamos mucho tiempo juntos", explica este lateral-volante derecho.

"Apenas nos conocimos, en una pausa del torneo, viajamos hacia mi pueblo en Córdoba. Hasta el día de hoy mis amigos siempre se acuerdan cuando fue Carlito porque jugamos un partido; tenía ese plus que jugara donde jugara siempre lo hacía igual. En ese momento se veía que hacía diferencia y que iba a llegar, pero bueno, en el fútbol nadie te regala nada. Te lo ganás con el paso de los años. Y así fue", rememora sobre aquellos días de descanso en la serenidad cordobesa.

La selección juvenil de Tevez y Osella también tenía a Mascherano y Zabaleta, entre otros
La selección juvenil de Tevez y Osella también tenía a Mascherano y Zabaleta, entre otros

Sin embargo, quedó pendiente la visita a la casa de Carlos en el Fuerte Apache: "Yo estaba en la pensión; tenía tutora y los profes a los que un par de veces les pedí permiso para ir, por una cosa u otra no me dejaron. Nosotros los que vivíamos en la pensión estábamos más controlados por así decirlo. Pensá que éramos muy chicos…".

La historia de Osella aparece en la narrativa como una especie de contraposición a la del "Guacho Cabañas", el amigo de Tevez del Fuerte Apache que terminó suicidándose acorralado por la Policía. "Sé que era amigo de la infancia de él y del barrio. Supe de la muerte porque pasó cuando volvimos del Mundial, pero yo nunca lo conocí. Eran muy amigos. Me acuerdo que comentó algo cuando volvimos de Trinidad y Tobago que había muerto un amigo, pero nunca pensé que era ese amigo", detalla sobre el diálogo que se desarrolló al regreso del torneo donde terminaron en el cuarto lugar.

Durante un viaje por Europa con la selección argentina
Durante un viaje por Europa con la selección argentina

La serie Apache cuenta la parte más cruda de la vida del símbolo de Boca. La infancia esquivando balas, tentaciones y dándole batalla a las carencias. El Tevez más puro. El de los sueños y el de las frustraciones. La raíz de la leyenda del fútbol. "La infancia de Carlos fue dura como se ve en la serie. Al estar en Boca era todo nuevo para todos. En mi caso de llegar de un pueblo o en el caso de Carlos, de estar en su barrio, del que siempre estuvo orgulloso porque siempre lo nombraba. Por ejemplo, viajábamos a Europa y era todo nuevo", realiza la comparación de esas primeras travesías juntos.

Raúl se toma su tiempo para dialogar con Infobae con la complicidad de la tecnología que acorta los más de 11.000 kilómetros que separan Suiza de Argentina. Repasa los primeros contactos con el "Apache" y revive la compañía de su familia. La presencia de Segundo Tevez y los hermanos de Carlitos siempre firmes al costado de la cancha durante los partidos. También los viajes en el rastrojero rojo de los Tevez que tiene un protagonismo importante en la serie, pero que después cambiaron por una "chata clarita".

Tevez tuvo su bautismo profesional en octubre del 2001 en un choque contra Talleres de Córdoba, pero Osella debió aguardar casi dos años más para tener su debut en Boca: jugó por única vez de manera oficial en la recordada derrota 7-2 ante Rosario Central en 2003.

Osella (primero de abajo a la izquierda) en el equipo suplente que presentó Boca ante Central en 2003 (FotoBaires)
Osella (primero de abajo a la izquierda) en el equipo suplente que presentó Boca ante Central en 2003 (FotoBaires)

Los caminos comenzaban a bifurcarse. Un año más tarde, Tevez se transformaría en la venta más importante de la historia del club y firmaría con el Corinthians por 20.000.000 de dólares –luego sería superado por la partida de Fernando Gago al Real Madrid–. Osella también dejaría la entidad, pero para jugar a préstamo en el Tiro Federal que luego ascendería a la máxima categoría por única vez en su historia. La estrecha amistad cerraba un primer capítulo.

"Cuando se fue a Corinthians perdimos el contacto porque yo me fui a Rosario a préstamo. Después de 10 años nos volvimos a ver en Italia. Un amigo escribió un mail a Juventus contando mi historia y dejó mi celular. Yo nunca pensé que ese mail le llegaría a Carlos. Al otro día me estaba llamando", cuenta con cierto asombro.

Allí se dio el diálogo en el que el "Apache" lo cargó diciéndole que estaba "agrandado". "Ahí nos pusimos de acuerdo para vernos. Lo más cercano que teníamos era en la concentración porque tenían un partido contra Milan en Milán. Quedamos en el hotel. En ese primer diálogo nos cagamos a puteadas: "¡Pelotudo! ¿cómo andás tanto tiempo?". Como si no hubiese pasado el tiempo…", señala.

El abrazo del reencuentro luego de 10 años sin verse
El abrazo del reencuentro luego de 10 años sin verse

En el medio, Tevez sumó más de diez títulos, pasó por cinco clubes y Osella se desempeñó en el Oggiono del ascenso italiano, el Locarno suizo, tuvo un breve regreso al país en el que defendió la casaca de Tiro de Coronel Moldes y luego se instaló definitivamente en tierras suizas bajo la órbita del FC Ibach, de la cuarta división. Aunque esa no es su única ocupación actualmente: trabaja en una fábrica que produce discos de corte. "Al ser una división semiprofesional acá en Suiza tenés que tener un contrato sea de fútbol o de trabajo, y yo trabajo en la empresa del presidente del club. Siempre pensando en el futuro después del fútbol. Producimos para la empresa Bosch".

Al estar instalado a unas cuatro horas de distancia de Turín, Italia, el vínculo en los últimos años se reavivó: "Él es muy simple y tiene muy presente todo lo que pasó. Cuando nos volvimos a ver por primera vez nos dimos un abrazo muy fuerte y nos llenamos de preguntas. Fue muy lindo porque fue natural todo. Estábamos hablando en el hotel y apareció (Gianluigi) Buffon en calzoncillos", se ríe. "Un amigo que me acompañó le pidió una foto, pero yo lo saludé al pasar porque no parábamos de hablar con Carlos. Después fui a la casa de Carlos un par de veces más", agrega.

El reencuentro de Osella y Tevez en Italia
El reencuentro de Osella y Tevez en Italia

Osella lleva 10 años en Suiza y, ya devenido en marcador central, asegura que este es el último año que jugará al fútbol. En el epílogo de su carrera, la redonda vuelve a traerle alegrías en formato de serie: lo contactaron antiguos compañeros de la selección juvenil para cargarlo por su nuevo rol de "actor", pero él todavía adeuda un diálogo con su amigo para refrescar secuencias de la serie que sacó del cajón varios recuerdos: "Hablé con el hermano de Carlos para ponerme en contacto con él, pero está jugando y tiene varios partidos seguido ahora. Más adelante nos volveremos a hablar más tranquilos. La verdad que me da orgullo que me tenga tan presente, es muy lindo. Aunque en verdad siempre tuvo muy presente a todos sus amigos".

Tevez y Osella fernet en mano durante una reunión en Italia
Tevez y Osella fernet en mano durante una reunión en Italia

Seguí leyendo: