Después de ocho meses, Fernando Gago volvió a jugar al fútbol de manera oficial. El mediocampista dejó atrás la rotura del Tendón de Aquiles de su pierna derecha – la tercera de su carrera- y regresó a las canchas con la camiseta de Vélez, en la victoria del "Fortín" por 2-1 ante Newell's en Liniers, por la cuarta fecha de la Superliga.

El entrenador Gabriel Heinze dispuso el ingreso de "Pintita" en lugar de Gastón Giménez a los siete minutos del segundo tiempo, cuando el partido estaba empatado 1-1. El público local recibió al futbolista de 33 años con un cerrado aplauso.

Gago -que protagonizó una insólita situación cuando se vio afectado por un cercano "silbatazo" del árbitro Germán Delfino– pudo terminar el partido sin problemas y es probable que, con el correr de los partidos, empiece a sumar más minutos y a tomar protagonismo en el armado del club de Liniers.

"Es un gran referente. Somos muchos chicos y para nosotros está buenísimo tener un jugador con mucha experiencia porque aprendés muchísimo. Adentro de la cancha te puede dar mucho", dijo el juvenil Francisco Ortega sobre "Pintita" una vez finalizado el partido. Y agregó: "Tiene un temperamento fuerte, pero es un jugadorazo y muy buena persona".

En la fecha pasada, en la derrota por 3-1 en condición de visitante de Vélez ante Lanús, Gago había ido al banco de suplentes, pero no había ingresado.

El último partido oficial del mediocampista había sido el 9 de diciembre del 2018, en aquella recordada final de Copa Libertadores entre River y Boca disputada en Madrid que terminó con victoria para "El Millonario" por 3-1. Gago había ingresado en lugar de Pablo Pérez en el último minuto del tiempo regular y, cuando faltaban cuatro minutos para el final del suplementario, se lesionó solo en una corrida. Ese día, el jugador abandonó la cancha cuando su equipo ya no tenía más cambios al grito de "Me rompí el tendón".

SEGUÍ LEYENDO: