Horas después de haberse despedido de los hinchas de Boca a través de sus redes sociales oficiales, Nahitan Nandez tomó la palabra desde Italia y brindó algunos conceptos sobre su paso por la institución de la ribera. Entre ellos sobresalieron la final perdida con River en Madrid y su relación con la dirigencia xeneize.

"No voy a hablar de dinero porque no corresponde, sí digo que me fui por el futuro de mi familia, mi hija de dos años y mi señora", declaró el charrúa en Fox Sports, sin dejar de mencionar su gratitud para los simpatizantes azul y oro.

Agregó que se habló de su continuidad en el club hasta que llegó la oferta definitiva del Cagliari, momento en el cual se dejó de barajar esa posibilidad porque les servía a todas las partes y no descartó regresar a Boca por tener su parte "bostera".

Su relación con la dirigencia de Boca y la reflexión de Nandez sobre la final perdida con River (Foto AP/Thanassis Stavrakis)
Su relación con la dirigencia de Boca y la reflexión de Nandez sobre la final perdida con River (Foto AP/Thanassis Stavrakis)

Cuando le consultaron por la diferencia (de plata) por su continuidad en el Xeneize no anduvo con vueltas: "Era mucha". Y más tarde se soltó: "Ahora estamos con unos temitas… ¿El 15 por ciento? Hay temas que escapan de mí. Espero que se solucionen, espero un buen gesto como siempre lo tuve yo adentro de la cancha. ¿Gesto de la gente de Boca? No, del que tiene que ser responsable en varios temas así como nosotros lo somos adentro de la cancha. ¿Angelici? No sé, la verdad no sé". Y así, dejó entrever que todavía no percibió su porción de la transferencia, que oscila en los 3 millones de dólares.

Por otra parte, reflexionó sobre la derrota con River en la final de la Libertadores 2018 y admitió llevarse una espina clavada por no haber tenido desquite: "Lo de Madrid lo sufrí mucho porque no me gusta perder ni a la bolita. La revancha está a la vuelta de la esquina y la obsesión de todo Boca es ganar esta Copa. Mi revancha era ir partido a partido y me fui bien con la gente, que era lo principal, lo que me importaba".

Desmintió haber discutido con algún compañero luego del 1-3 ante el Millonario y remarcó: "Aunque dolido, en todo momento el grupo estuvo fuerte. Los muchachos tienen un grupo y un equipo que, si Dios quiere, se dará esta Copa Libertadores. No cualquiera supera eso y sigue adelante, pero el grupo tiene ese espíritu y ambición de ganar, quedaron varios jugadores de esa final y la revancha la tienen a la vuelta de la esquina".

SEGUÍ LEYENDO